Noticias destacadas

“El golf lleva años viviendo en una ‘burbuja’ que le ha evitado la necesidad de evolucionar pero ahora esa situación ha cambiado” – Alexandra Armas, CEO del Ladies European Tour

Seguimos inmersos en una pandemia mundial que ha generado una crisis sanitaria histórica y, muy posiblemente, una crisis económica local en varios países incluido España. En estas últimas semanas han generado un tsunami de cambios en prácticamente todos los aspectos de la vida incluyendo al deporte y, por supuesto, al golf.

¿Cómo está afectando la crisis del coronavirus al golf profesional de competición? ¿Qué aspectos van a modificarse a partir de ahora? Hemos charlado con la grancanaria Alex Armas, CEO del Ladies European Tour, para conocer un poco mejor la situación actual en uno de los principales circuitos profesionales de golf de Europa así como para pulsar su opinión acerca de la situación de la industria del golf en España ante el complejo futuro cercano.
 

 
“Resido en Reino Unido pero sigo día a día la situación del golf en España. Conozco el perfil de los campos, clubs y resorts de golf españoles y creo que la situación actual, y la que previsible se generará durante los próximos meses, afectará de forma distinta a cada tipo de instalación. Creo que el impacto del COVID-19 va a ser fuerte y va a durar más tiempo que la propia pandemia, más que nada porque los turistas de golf van a tardar un tiempo a volver a sentir como normal el hecho de viajar… además de tener que esperar a que desde sus países permitan los viajes al extranjero. Creo que van a pasar unos meses hasta que un turista de golf esté totalmente seguro de que no le vaya a pillar un rebrote del virus estando fuera de su país, o que le obliguen a pasar una cuarentena al volver a casa. Coger un avión va a ser algo que muchos se van a plantear”.

“Los campos comerciales van a sufrir bastante mientras los hoteles a los que estén vinculados no puedan desarrollar su actividad lo más normalmente posible. Si los campos abren pero los hoteles no, habrá un ‘vacío’ de jugadores. En el Ladies European Tour trabajamos con varias federaciones nacionales de golf y muchas de ellas están trabajando intensamente para tratar que sus Gobiernos permitan la reapertura de los campos de golf para uso exclusivamente deportivo para evitar que los clubs sociales también se vean duramente afectados. Si un jugador de golf local no juega en su campo habitual durante un periodo de tiempo largo puede querer desvincularse de su club y eso generaría más problemas para ese club. Incluso las federaciones nacionales van a notar bajas de federados con las que no contaban”.

“La población española lleva muchas semanas encerrada en su casa al igual que la población de un buen número de países europeos, algo insólito que jamás había pasado. En este tiempo muchos se han visto obligados a hacerse a la idea de una nueva forma de vida y gracias a nuestra capacidad de adaptación volveremos a disfrutar de normalidad en nuestras vidas… aunque creo que eso llevará tiempo”.
 

 
“Por otro lado, puede que la situación actual proporcione una oportunidad única para acercar el golf a la población en países en los que, como es el caso de España, no goza de tanta popularidad como otros deportes. En Reino Unido el golf en un deporte más pero en muchos países europeos, no. En momentos complicados como ahora siempre surgen retos y oportunidades que, si se abordan con creatividad, pueden generar beneficios inesperados”.

“El golf lleva años viviendo en una ‘burbuja’ que le ha evitado la necesidad de evolucionar pero ahora esa situación ha cambiado. ¡Hay que reinventarse! Los clubs de golf que actualmente tienen éxito son aquellos que se reinventan y adaptan a los nuevos tiempos. Los clubs abiertos, los campos públicos, las nuevas instalaciones municipales, los modernos ‘driving range’, etc., permiten que el golf se acerque a quienes no lo juegan y también que animen a jugar más a quienes juegan poco. Creo que esas instalaciones están más preparadas para la situación actual (y la que llegará pronto) que los clubs añejos y excesivamente clásicos. El golf debe abrirse a todos y mostrar sus valores”.

“Uno de los objetivos que creo que se deberían plantear es la recuperación de ‘antiguos golfistas’, es decir, aquellos que en algún momento jugaban al golf y que por las razones que fueran se pasaron a otros deportes o actividades como el ‘running’, el padel, el ciclismo, etc., o que se vieron obligados a restar tiempo al golf por tener que atender nuevas obligaciones familiares o profesionales. Muchos españoles tienen una bolsa de palos cogiendo polvo en un trastero o en casa de sus padres y ahora sería un momento estupendo para animarles a retomar el golf, un deporte al aire libre sin prácticamente nada de contacto que permite mantener la distancia social recomendada. A corto plazo, recuperar golfistas será más rápido y efectivo para los clubs que crear nuevos golfistas, algo que demanda meses de dedicación”.
 

 
“En el Ladies European Tour estamos desarrollando nuestros propios protocolo internos de cara a la reactivación de la competición, son protocolos que tienen en cuenta las indicaciones recibidas desde los países en los que tenemos presencia. Debemos mantener la seguridad de nuestras jugadoras y del personal del LET, así como garantizar la seguridad del público que asista a los eventos (si es que se juega con público, que no es seguro) y del personal que colabora en cada uno de los torneos que celebramos (voluntarios, organización, ‘hospitality’, prensa, televisión, etc.). Todos los elementos ya conocidos como mantener distancias, lavarse las manos, llevar guantes y mascarillas, etc., están contemplados y se van a implementar en documentos de trabajo. Debemos minimizar el riesgo de contagio en los torneos así como asegurar que los desplazamientos de la ‘caravana’ del Ladies European Tour son seguros. Estamos en contacto permanente con el European Tour, con el Ladies PGA Tour, con las federaciones nacionales de prácticamente toda Europa, y actualmente todas las instituciones están en el mismo punto de preparar protocolos útiles”.

“Nuestras jugadoras se encuentran en un momento complejo ya que no compiten, apenas pueden entrenar y únicamente pueden dedicarse a mantener el físico. Como todos los jugadores profesionales de competición son trabajadoras autónomas y en estos dos meses sus ingresos por premios han sido de cero euros, para algunas está siendo más difícil que para otras pero afortunadamente todas lo están soportando bien. Algunas están solicitando las ayudas que cada país ofrece a trabajadores autónomos pero, al ser deportistas con ingresos fluctuantes, es más complejo y las solicitudes no se aprueban. En estos casos el LET las ayuda de la mejor forma posible”.

“Cuando a principios de año nos aliamos con el LPGA Tour se nos presentó un 2020 muy ilusionante en cuanto a calendario de competiciones y a oportunidades para las jugadoras… y llevamos siete semanas paradas. Ya estamos planteando cómo vamos a proteger a nuestras jugadoras dependiendo de hasta cuándo estemos sin competir. Si esta temporada no podemos celebrar el mínimo número de torneos para que se considere una temporada oficial probablemente mantendremos las categorías de competición para la temporada 2021, no debemos contribuir a que este parón forzado les afecte aún más. Las relaciones con el LPGA Tour se mantienen intactas y fluidas pero deberemos adaptarnos nuevamente ante la nueva situación. Implementaremos las novedades, buscaremos los puntos en común y seguiremos adelante… con nuestro gran escaparate, la Solheim Cup, en 2021”.