Destacado

El golf y su impacto en el turismo nacional, presente en la III Convención Turespaña celebrada en San Sebastián

San Sebastián ha acogido estos días la III Convención Turespaña contando con la colaboración de la Sociedad de Turismo del Ayuntamiento de San Sebastián, la Diputación Foral de Guipúzkoa y Basquetour. El leitmotiv de este año ha girado en torno a la búsqueda de una gestión sostenible del turismo desde una triple perspectiva ambiental, social y económica, un tema de los más relevante en la actualidad.

Y, precisamente porque el golf es ejemplo de triple sostenibilidad económica, social y ambiental, se ha destacado su relevancia en la mesa redonda ‘Comunicación de la Sostenibilidad Medioambiental’ en la que ha participado Carlos Abella, secretario general de la Mesa del Turismo, organismo al que pertenece la Asociación Española de Campos de Golf (AECG). Durante su intervención, Abella ha reflexionado sobre la sostenibilidad, un término relativamente reciente pero que en muchos sectores lleva aplicándose desde hace ya muchos años.
 

 
«El golf es uno de los mejores ejemplos de sostenibilidad, pues se trata de un sector que lleva más de treinta años utilizando agua regenerada (residuo que, si no se utiliza, se tira al mar, se desperdicia), adaptando variedades de cespitosas que consumen menos agua, y realizando investigación y desarrollo para disminuir el consumo de agua, entre otros. En la actualidad, alrededor del 70 % de los campos de golf de España riegan con agua regenerada, y el 30 % de campos que no lo hacen es, en su mayoría, por la falta de acceso a las canalizaciones, una realidad para la que es necesaria la inversión pública», expuso Abella.

Por otro lado, en el marco de esta III Convención de Turespaña, representantes de la Asociación Española de Campos de Golf y de la Real Federación Española de Golf han mantenido diversos encuentros y reuniones con varios agentes turísticos para exponer los buenos datos económicos y turísticos del sector, ya que España es líder en turismo de golf atrayendo cada año a más de un millón de turistas que visitan nuestro país atraídos, fundamentalmente, por la práctica deportiva.

Este perfil de turista arroja importantes cifras como que de cada ocho euros que gasta un turista de golf, siete revierten en otros sectores como compras, restaurantes, hoteles, ocio, etc., siendo el golf un catalizador de la economía en nuestro país. En este sentido, gracias a que el ministerio de Industria, Comercio y Deporte reconoce la naturaleza turística del golf, se ha puesto en marcha el proyecto ‘Digital Green España: Transformación digital e integración local de la experiencia de golf en España’, financiado con Fondos Europeos Next Generation, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resilicencia.