Destacado

El modelo M1 DHC de Motocaddy, elegido por el Real Golf Club de San Sebastián y Golf Gorráiz para reforzar sus flotas de carros de mano eléctricos

El Real Golf Club de San Sebastián renovó parte de su flota el pasado diciembre con quince nuevas unidades del modelo M1 DHC de Motocaddy y ahora ha ampliado esta flota con otras diez nuevas unidades. De esta manera, son ya veinticinco los carros de mano electrico que el club pone a disposición de sus socios de cara a la cercana primavera.

Por otro lado, Golf Gorráiz ha renovado su flota de carros eléctricos también con este modelo M1 DHC debido a su eficiente control de freno electrónico en bajada, algo imprescindible para los jugadroes debido a la orografía del recorrido navarro.

«Motocaddy y el Real Golf Club de San Sebastián mantienen una relación especial desde hace muchísimo tiempo. La cercanía, calidad del producto y el servicio que podemos ofrecer hacen que el RGCSS confíe en nosotros. Igualmente Golf Gorráiz forma parte de nuestros clubs de referencia y sabíamos que el modelo M1 DHC, con su control de freno, era la opción más adecuada», explica Oscar Hekneby, director comercial de HGS GOLF, distribuidores en exclusiva de Motocaddy para España y Portugal.
 

 
El carro de mano eléctrico M1 DHC compacto toma la característica principal que ofrece el M1 (su facilidad de uso) y añade control automático de descenso, ruedas DHC todo terreno y un freno de estacionamiento electrónico.

Establecido hace más de una década, Downhill Control (DHC) ha experimentado un amplio desarrollo y perfeccionamiento desde su creación. La tecnología que cambia el juego ahora se considera una característica esencial para miles de golfistas en todo el mundo.

DHC garantiza que el carro mantenga una velocidad constante mientras desciende por una pendiente, lo que ayuda a los golfistas a mantener un control total incluso en los campos de golf más ondulados. Esta característica se ve reforzada por la integración de ruedas todoterreno y un freno de estacionamiento electrónico, perfecto para plantar el carro en una pendiente cuesta arriba o cuesta abajo.

El último sistema de accionamiento de 28 V de alta potencia del M1 DHC se combina con un motor silencioso de 230 W, lo que produce una potencia y una resistencia inigualables para hacer frente a todo tipo de campo de golf. La tecnología de control de distancia ajustable (ADC) le permite configurar el M1 DHC para recorrer una distancia específica, ideal para enviar su carro para llegar al siguiente tee de salida mientras camina por el campo de golf con las manos libres y con estilo.

El M1 DHC también cuenta con un útil puerto de carga USB para mantener sus dispositivos cargados durante una ronda de golf, un nuevo y elegante diseño de rueda inversora y una altura del mango totalmente ajustable. Igualmente cuenta con una pantalla ancha LCD antideslumbrante que ofrece una visibilidad impresionante en todas las condiciones de luz. El diseño intuitivo de la pantalla proporciona una accesibilidad mejorada que hace que la interfaz sea más fácil de navegar, ayudándole a mantenerse concentrado en el golf.