Noticias destacadas

‘El papel del profesional de la PGA en la reapertura de los campos de golf’, por José Vicente Pérez

Supongo que esta crisis del COVID19 ha hecho que muchos de nosotros profesionales y entrenadores nos paremos a pensar y plantearnos muchas cosas. Forzadamente hemos tenido tiempo para meditar, para estudiar y para compartir momentos con muchos compañeros de profesión.

Durante todos estos días de confinamiento en la PGA de España hemos organizado seminarios, charlas y debates cada semana. La RFEG, de la mano de Enrique Martín, también ha organizado seminarios para entrenadores de golf, y alguno en conjunto con la PGA de España. La Confederación de Profesionales de Golf (CPG) ha organizado cada semana seminarios on line para todos los miembros de PGAs internacionales, a los cuales hemos tenido también acceso.

Las oportunidades de aprendizaje han sido muchas y nos han dado la oportunidad de charlar pausadamente y con tiempo del papel que tienen los profesionales en el mundo del golf y de la importancia de la formación en nuestro colectivo.

Se han planteado muchas preguntas dentro de nuestro colectivo.

  • ¿Cómo se nos ve en la industria?
  • ¿Qué imagen transmitimos?
  • ¿Cuál es nuestro papel en el campo de golf? ¿Qué aportamos y qué podemos aportar?
  • ¿Qué necesitan las instalaciones y los usuarios de nosotros?
  • ¿Qué formación se necesita? ¿Quién tiene esa formación?
  • ¿Qué valor aportamos a las instalaciones? ¿Cómo podemos aportar más valor?

 
Estas son solo algunas preguntas que hemos estado planteando durante ya bastante tiempo y durante este confinamiento hemos tenido tiempo de debatirlas y pensar.

Mi opinión personal, y espero que llegue a muchos gerentes y propietarios de instalaciones de golf, es que nuestro colectivo no es distinto de otros, hay gente preparada y no preparada, hay buenos profesionales y profesionales mediocres, hay entrenadores activos y pasivos, como en cualquier profesión. El problema no ese. El problema es que la industria no tiene demasiados recursos para distinguirlos, y en muchos casos no se quiere distinguir.

La realidad es que un profesional de la PGA de España formado crea en la instalación un valor muy superior a uno que no lo está.

¿Por qué? Porque el primer contacto de una persona que quiere acercase a nuestro deporte lo tiene a través del profesor de golf. Y porque la retención de jugadores esta muy relacionada con la diversión y la socialización, y la diversión en nuestro deporte esta muy relacionada con la capacidad poder realizar la actividad de una manera satisfactoria.

Según la National Golf Fundation, los jugadores que reciben clases de golf y mejoran gastan un 65 % más en comida y bebida, juegan un 20 % más al golf y gastan un 79 % más en material de golf, y lo más importante, renuevan su abono un 100 % de las veces.
 

 
En mi opinión, una persona de esta relevancia tiene que estar formada de manera continua acorde con su responsabilidad y su impacto en la industria.

Los profesionales de la PGA de España formados inspiran, involucran y retienen jugadores de golf. Hay que valorar su labor y facilitarles esta creación de valor.

Desde la PGA de España hemos puesto en marcha desde 2013 un sistema de créditos de formación continua que se otorgan a los profesores de acuerdo con la formación que van realizando durante el año. Este sistema de créditos se renueva cada tres años.

Año tras año la lista de profesionales es muy similar, y no es casualidad que los que están en la lista sean creadores de iniciativas y creadores de valor.

La PGA de España mandó esta lista a todos los campos de golf en el año 2017. Algunos reaccionaron bien y lo publicaron en sus campos de golf y lo mandaron a sus usuarios, mostrándose orgullosos de su o sus profesionales y del esfuerzo que hacen por hacer mejor su trabajo y ofrecer mejor servicio. Otros (sorprendentemente), y no fueron pocos, no hicieron nada, poco más que ignorarlo, sin que ningún usuario de la instalación fuera conocedor de ello.

En pocas instalaciones de España podrás distinguir la calidad o la formación del profesor de golf de antemano, a no ser que sea por el boca a boca. No hay distinción. Hay como un proteccionismo de la mediocridad. Es típico el “¡Si anuncio tu formación nadie dará clase con otros profesores!”.

Mientras las instalaciones traten de la misma manera al que crea valor que al que apenas mueve un pelo el crecimiento del golf seguirá siendo muy débil.

Se acabo el tiempo en el que el golf crecía solo, eso no existe hace años. Se han creado iniciativas por todos sitios sin tener en cuenta que la parte clave es el mayor comercial que tiene la industria del golf: el profesional de la PGA.

¿Cuánta gente se inicia en el mundo del golf y se lo deja? ¿Cuántos niños empezaron en las escuelas de golf y cuantos siguieron? Hay escuelas que estos datos los tienen, pero hay otras que ni siquiera les prestan atención.

Este año volveremos a mandar a todas las instalaciones de golf la lista de los profesionales de la PGA de España con créditos de formación continua, y publicaremos junto con las RFEG los cincuenta profesores de golf más preparados de España divididos por región.

Esperamos desde la PGA de España que cuando los campos reciban esta lista premien a los profesionales que están en ella anunciándolo a sus usuarios y que animen a aquellos que no aparezcan en ella a formarse cada año, porque cada uno de nosotros contamos para que nuestro deporte crezca.
 

José Vicente Pérez es jugador profesional y responsable del área de formación de la PGA de España.