Destacado

El Plan Estratégico Hotel Regenerativo Competitivo desarrollado por Pula Golf Resort cumple tres años de transformación y compromiso

Pula Golf Resort inició en 2021 su proyecto de sostenibilidad de la mano de la consultora The Good Concierge siguiendo el marco del modelo Hotel Regenerativo Competitivo. Con el tiempo, consiguieron ser el primer hotel en España en certificarse en la norma internacional Actividad Regenerativa Competitiva Integral (ARC360).

«Con este proyecto reiteramos nuestro compromiso con el territorio y la comunidad mientras impulsamos un proceso transformador en el que nuestro equipo es protagonista gracias a su esfuerzo y compromiso. Estos valores son los que defienden una identidad corporativa bien definida, con una visión, misión, valores y propósito que nos permite, además, rentabilizar una posición vital diferencial en el mercado», explica Arnau Sala, director de Pula Golf Resort.

Igualmente, Pula Golf Resort asume una forma de liderazgo ejercida de manera holística y en todos los aspectos que afectan a su posición y actividad convencidos de que es rentable ser un activo para el planeta. Desde el ápice estratégico a la base de operaciones, la compañía declara su firme compromiso con el Plan Estratégico Hotel Regenerativo Competitivo (PEHRC), eje de su proyecto.

Este Plan Estratégico Hotel Regenerativo Competitivo se ha realizado tras un profundo análisis de los impactos del hotel para reducir, mitigar y compensar los negativos y potenciar y maximizar los positivos.
 

 
El Plan Estratégico de Pula Golf Resort se estructura en cinco ámbitos: Buen gobierno, Economía, Social, Ambiental y Cultural.

El buen gobierno fija la posición de Pula Golf Resort sobre cómo hacer empresa actuando en cómo se construye el equipo, su desempeño, cómo se crean las relaciones con sus grupos de interés o cómo plantear su modelo de gobernanza con las distintas administraciones públicas. Durante la elaboración del proyecto se ha generado todo el corpus documental de responsabilidad social corporativa del resort compuesto por el Código de Conducta, la Política de la Cadena de Suministro y el Protocolo de Compras.

Pula Golf Resort nace y se desarrolla con la obligación de ser rentable, de generar relaciones con un positivo retorno económico a través del cual responder ante sus distintos grupos de interés y obligaciones adquiridas. Por ello, toda acción incluida en el Plan Estratégico Hotel Regenerativo Competitivo incluye una evaluación y un plan de viabilidad y de retorno económico.

Igualmente, Pula Golf Resort otorga especial importancia a la promoción conjunta exterior de su territorio, trabajando con otros empresarios hoteleros y campos de golf.
 

 
Parte fundamental del proyecto son las personas que lo construyen, y las personas a las que impacta. La medición de impacto social en cada acción se incorpora como elemento esencial así como se trabaja por la inclusión, el respeto y el aprovechamiento de la diversidad. Del mismo modo, las premisas de equidad y meritocracia en la relación con el equipo de Pula Golf Resort se hacen extensible a la cadena de suministro.

Es fundamental que el equipo esté comprometido y entienda la transformación emprendida por lo que han sido formados el Modelo Hotel Regenerativo Competitivo, compartiendo con ellos buenas prácticas por departamento y las principales referencias del modelo.

Además, se han realizado alianzas con entidades que trabajan con personas en riesgo de exclusión y con universidades y escuelas de hostelería para formar a los futuros profesionales del sector. Del mismo modo, los residentes son clientes preferenciales para el resort con condiciones especiales para ellos y también para los miembros del equipo.
 

 
El aire, el suelo, la biodiversidad y su gestión, así como su calidad, son varios de los focos principales del Plan Estratégico Hotel Regenerativo Competitivo de Pula Golf Resort que trabaja para minimizar y compensar los impactos negativos mientras se colabora activamente con sus grupos de interés en la preservación del medio natural durante el desarrollo de la actividad.

El resort ha desarrollado también un Plan de Circularidad que estará vigente durante cinco años formando al equipo en políticas circulares y desarrollando buenas prácticas como la realizada gracias a su huerto ecológico de seis mil metros cuadrados abonado por sus gallinas que proporcionan huevos frescos para el restaurante.

Los residuos vegetales del restaurante sirven para compostaje y vuelven al huerto. Se consiguen así alimentos de temporada, que no son transportados con la eliminación de esa huella de carbono y que son abonados por las gallinas y las cáscaras de huevo que se obtienen del restaurante y que se convierten en compost ecológico, sin químicos de ningún tipo.
 

 
Se han puesto en marcha además medidas importantes de eficiencia energética como la instalación de placas solares y de aerotermia, Además Pula Golf Resort es un ejemplo y referente en cuanto a gestión hídrica de su campo de golf con su proyecto de recuperación de agua.

Además de lo anterior, Pula Golf Resort es embajador del patrimonio cultural del territorio donde opera, apoyando programas dedicados al aprovechamiento de la cultura como activo, fuente de riqueza y desarrollo.

El resort ha ajustado el proyecto a su realidad, capacidad y objetivos pero también apoya los planes globales, considerando como propios los diez puntos de referencia del Pacto Mundial de Naciones Unidas y las metas de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Pula Golf Resort se ha convertido además en miembro de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

Pula Golf Resort asume con motivación y responsabilidad su capacidad de generar buenos resultados como propulsores de cohesión social y territorial, mientras se encuentran en pleno proceso de transformación ecológica y social, a través de procesos que unen lo humano y digital para conseguir los resultados esperados.