Noticias destacadas

El Real Club de Golf La Peñaza refuerza su compromiso con el uso eficiente del agua de riego renovando por completo su sistema de bombeo

El zaragozano Real Club de Golf La Peñaza comenzó el pasado noviembre unas obras indispensables y de gran repercusión para su campo de golf, la renovación del sistema de bombeo. Si un campo de golf es un ser vivo, las tuberías que lo mantienen con vida gracias al riego son su sistema circulatorio y el bombeo es su corazón.

Pasar de un sistema instalado hace más de veinte años a uno vanguardista, digitalizado y más eficiente, marca un antes y un después en la gestión del agua.
 

 
Las electrobombas Grundfos, suministradas al club maño por Casas Masgrau, han sido puestas a punto en una instalación completamente renovada por su propio personal de mantenimiento. La ejecución de la obra completa ha significado casi tres meses de trabajo y ha supuesto la inversión económica más importante del club en los últimos años.

La nueva bancada de electrobombas cuenta con una unidad jockey CR 32-6 y tres unidades de CR 95-4, todas ellas con variador de frecuencia que permite que el riego sea más eficiente, transporte mayor caudal de agua, mantener una presión constante y, por lo tanto, posibilita reducir la ventana de riego. Además, incluye sensorización (valor añadido de Casas Masgrau) que hace posible la monitorización de todo el proceso y flujos de agua en el recorrido.
 

 
Estos trabajos se enmarcan dentro del proyecto de renovación del sistema de riego del RCG La Peñaza, que se está elaborando contando con la asesoría de SURTEC Golf Agronomy. Parte de ese proyecto ya se ha iniciado con el cambio del bombeo y la instalación de válvulas reductoras de presión en distintos puntos del campo. La previsión del club es continuar con el resto del proyecto a medio plazo para que el RCG La Peñaza siga ofreciendo la mejor experiencia de juego a socios y visitantes.

Y es que un campo de golf sin agua es inviable. No solo es necesario tener ese agua, sino llevarla allá donde hace falta cuando hace falta. Sin agua, ni hay vida ni hay campo de golf. Especialmente en esa zona del territorio aragonés, donde la tierra es árida y las condiciones ambientales, extremas. Este ‘trasplante de corazón’ facilitará al Real Club de Golf La Peñaza una gestión del agua más eficiente.