Destacado

El Real Club de Golf Las Brisas, un ejemplo de gestión sostenible en 2023

El Real Club de Golf Las Brisas ha realizado una importante apuesta por unificar y elevar los estándares de calidad del mantenimiento de su campo. Para ello, en 2022 inició un Plan Renove Riversa para seguir avanzando en la gestión sostenible de sus recursos.

«Desde el punto de vista medioambiental hemos realizado diferentes acciones. La principal, adecuar el tipo y la superficie del césped para que el consumo de agua sea el mínimo. También se han llevado a cabo todas las medidas necesarias para poder reducir y optimizar los recursos hídricos, como implementar sistemas de riego pioneros como Lynx y adquirir maquinaria eficiente para el mantenimiento del recorrido», señala Rafael González-Carrascosa, director de campo del Real Club de Golf Las Brisas.

Fundado en 1968, este campo de golf cuenta con una trayectoria de más de medio siglo años y se ha consolidado como uno de los clubs privados más importantes de la ciudad de Marbella. Motivados por ofrecer el mejor servicio a sus socios, la dirección del RCG Las Brisas confía en las soluciones importadas por Riversa, tanto en maquinaria, riego y buggies.
 

 
Para una consecución óptima, el Plan Renove se estructura por fases en las que se analizan, junto al equipo técnico del club, las necesidades y ámbitos de mejora del campo área por área y que permiten después ofrecer la maquinaria necesaria y reutilizar las unidades que siguen siendo aprovechables.

En su compromiso por ser un campo de golf sostenible, dentro de las nuevas incorporaciones destacan aquellas que incluyen motor eléctrico como los catorce vehículos de trabajo Workman GTX de litio.

«Estos vehículos son pequeños y muy manejables. Tanto nosotros, como los socios, estamos muy contentos porque conservan la potencia y hacen menos ruido y son menos intrusivos en el juego», indica González-Carrascosa, añadiendo que también incorporan un automóvil crossover que sirve para moverse por zonas verdes y para desplazar cargas, destacando su comodidad y versatilidad.
 

 
Por otro lado, el club también apuesta por las tripletas híbridas Greensmaster TriFlex 3420 que ofrecen un nivel de siega superior al campo con la precisión de corte, la productividad y facilidad de uso que caracteriza a estas unidades.

Además, tanto para greens, tees, calles y rough se utilizan maquinaria específica para cada uno de los terrenos. La selección del campo está compuesta por máquinas Toro como la Greenmaster 1026, la Reelmaster 3575-D o la Groundsmaster 3500-D, entre otras.

«Estas máquinas son buenas por su ergonomía y por su facilidad de uso. Sabemos que van a ser clave dentro del parque y que van a marcar una diferencia en el recorrido. Cada una va a facilitar el mantenimiento de una zona. Nuestros mecánicos están contentos y sabemos que nuestros usuarios finales también», estima González-Carrascosa.

Para el control del parque, el RCG Las Brisas implementará en breve el programa My Turf Pro: el software de Toro que permite gestionar las flotas fácilmente, posibilitando el rastrear y administrar todos los activos del campo, obteniendo datos en tiempo real.
 

 
Las Brisas fue el primer club español en implementar el sistema de telegestión del riego Lynx de Toro en el año 2013. Desde entonces, el club confía plenamente en su eficacia para controlar y optimizar el consumo de agua. El director de campo de Las Brisas destaca que es un sistema muy completo y que permite realizar cualquier operación, desde la más compleja a la más simple, como controlar cada aspersor de manera independiente o establecer factores de corrección.

Entre sus ventajas, González-Carrascosa indica que este software está abierto a que nuevas tecnologías puedan incorporarse al sistema de control de riego, que “funciona con tiempos muy precisos”, en segundos en vez de minutos, y que su uso es fácil e intuitivo, y que permite estar al tanto de riego desde cualquier punto, dentro o fuera del campo, y a cualquier hora del día a través de móvil u ordenador.

Además, detalla que para Las Brisas los mapas del recorrido que muestra Lynx con datos instantáneos han sido de gran ayuda para el campo, ya que permiten “identificar qué aspersor está regando, cual quieres que comience a regar y cual no, a la vez que tienes a tu alcance los datos del gestor del caudal para poder utilizar el sistema de bombeo al máximo y que la ventana de riego sea la mínima”.
 

 
A estos vehículos de trabajo se unen también los buggies Tempo de Club Car con batería de litio que el RCG Las Brisas renovó en 2019 para facilitar el traslado de sus socios por todo el recorrido. Estos coches, además de destacar por su eficiencia, potencia y peso reducido, no emiten gases contaminantes, operan sin ruido y son sensibles con el cuidado del césped.

Además, en lo que refiere a las baterías de litio, están exentas de mantenimiento, con los ahorros y aprovechamiento de personal que esto conlleva. Su tiempo de carga es reducido, lo que permite una mayor utilización de los vehículos durante la jornada, y su vida operativa es mucho más prolongada, por lo que el plazo de amortización del vehículo puede extenderse si así se desea. Los vehículos son cien kilos más ligeros, lo que redunda directamente en una menor compactación del campo.