Destacado

El recorrido de Gambito Golf Club Calatayud se acicala para recibir a las jugadoras del LET Access Series por el Calatayud Ladies Open

En breves fechas, concretamente del 18 al 20 de octubre, Gambito Golf Club Calatayud recibirá a las jugadoras que disputarán una nueva edición del Calatayud Ladies Open, evento del LET Access Series.

Gambito Golf Club Calatayud se identifica con un exigente mantenimiento a lo largo de todo el año. Además de ser avalado por su atractivo diseño, divertido y competitivo, su sello de identidad son sus excelentes greens.

Una vez recuperados del necesario pinchado de primavera, se mantienen a lo largo de todo el año a una velocidad de 10-10,5 Stimpmeter gracias a que son segados cada mañana y a que se ejerce un férreo seguimiento tanto de la superficie de los greens como de la maquinaria, que debe estar siempre en estado óptimo para su uso.

Como a la semana del Calatayud Ladies Open llegan en un estado excelente, simplemente se realizan dos acciones puntuales, disminuir el riego y pasar el rulo, para conseguir la velocidad de 11,5 que es la deseada por la dirección del torneo. Esta velocidad se alcanza en la jornada de entrenamiento y el resto de los días el trabajo consiste en mantenerla, tambiénen en los dos greens de la zona de prácticas.
 

 
En general, cuando llega un campeonato de las características del Calatayud Ladies Open, es necesario una presentación del campo que conlleve las directrices de la dirección del torneo. El año pasado se cumplieron las expectativas con creces, siendo uno de los recorridos del circuito con mejor nota respecto a su presentación a las jugadoras.

Los tees de salida se mantienen planos y con una adecuada densidad de césped, reservando con antelación las zonas desde las que van a salir las jugadoras asegurando que el recorrido cumpla con los metros estipulados.

Varias semanas antes de la celebración del campeonato, Ana Larrañeta, directora del torneo, junto con Lucas Montaner, director del club, estudiaron el recorrido para fijar las barras de salida que utilizarían a lo largo del torneo. El objetivo de esa elección es configurar un recorrido competitivo, atractivo para los espectadores y óptimo para las jugadoras. Como ya disponían de la referencia del año anterior, la actualización fue sencilla. Los lugares de salida escogidos fueron ocho hoyos desde blancas, tres hoyos desde amarillas, seis hoyos desde azules y un hoyo desde rojas.

Una vez se sabe exactamente desde donde saldrán las jugadoras, se informa al encargado del campo y se reservan con varias semanas de anterioridad para que las jugadoras se encuentren los tees de salida totalmente ‘vírgenes’.
 

 
Las calles y el rough son también objeto de estudio y seguimiento.

Tras visitar Ana Larrañeta el campo, su satisfacción fue muy grande ya que el estado de las calles permitían jugar sin colocar bola, una alegría también para el personal del campo. Dos meses antes de la competición las calles se abonaron y realmente han conseguido la densidad deseada. Por otro lado, el dibujo del corte también se realiza siguiendo una estética particular.

Igualmente, el rough es también muy exigente para esas fechas. Las zonas necesitadas de ‘comida’ se abonaron con dos meses de antelación y se ha conseguido que el rough esté muy uniforme.

Una vez se consiguiera esa densidad equilibrada, se deja crecer y la maquinaria se ajusta a la altura deseada. Hay hoyos donde alrededor de los greens sólo existe rough por lo que el campo se presenta con esa dificultad añadida que premiará a quienes cojan calles y greens en regulación… y podrá complicar el juego a muchas jugadoras.

Respecto a los bunkers, a lo largo de los meses se ha ido filtrando la arena, perfilando los taludes cercanos a los greens y repartiendo los metros cúbicos de arena por toda la superficie de una forma compensada. Se han dejado listos para que simplemente haya que hacer el mantenimiento cada mañana. La textura de la arena ya gustó mucho el año pasado a las jugadoras y se ha mantenido la misma.

«El Calatayud Ladies Open es, para todos nosotros, un gran reto. Muy respaldados por las buenas referencias del año pasado de la dirección del LETAS y por las propias jugadoras, estamos trabajando con ilusión, esfuerzo y profesionalidad para que la presentación del campo sea excelente», indica Lucas Montaner, director de Gambito Golf Club Calatayud.

«Somos conscientes de lo que este campeonato conlleva para el club y para la ciudad en sí, ya que somos un activo de esta tierra, un motor que genera riqueza, bienestar y empleo para nuestra ciudad. Tenemos una gran responsabilidad al respecto. El Calatayud Ladies Open ayudará a posicionar nuestro campo y a Calatayud en el mapa, impulsor del turismo para esta maravillosa tierra», añade Montaner.