Noticias destacadas

Empordà Golf y Oliva Nova Beach & Golf Resort, primeros clubs en digitalizar sus máquinas de bolas con las soluciones de Prodelfi y The Mulligan Factory

Empordà Golf y Oliva Nova Beach & Golf Resort han adaptado recientemente sus máquinas de bolas del campo de prácticas para que éstas puedan reconocer al cliente a través de múltiples mecanismos como el carnet digital de Clapphouse, y posteriormente entregarle bolas según la tarifa establecida en cada momento.

Por un lado, la app Clapphouse permite al club de golf crear “llaves de uso” digitales con la capacidad de codificar tarjetas de proximidad físicas y virtuales asociadas a un cliente en particular. Gracias a estas “llaves de uso” especiales el club no necesita distribuir entre sus clientes ninguna tarjeta de proximidad física, con el consecuente ahorro y flexibilidad en la gestión y mantenimiento del sistema de identificación. Si el club da de alta o de baja una tarjeta de proximidad física o virtual, el sistema de gestión informa de ello a Clapphouse y la llave de uso se actualiza en tiempo real.

Por otro lado, Prodelfi lidera la adaptación física de la máquina de bolas e instalación del equipamiento necesario y solución TOPAY GOLF para que ésta pueda leer e interpretar la llave de uso generada por Clapphouse (así como tarjetas de proximidad físicas si el club decidiera entregarlas también), y comunicarse en tiempo real con el sistema de gestión del club para consultar el estado de saldo del cliente identificado y realizar el cargo correspondiente según la tarifa asociada, y accionar la máquina para que entregue las bolas al cliente.
 

 
“Escuchar los primeros ‘bips’ del lector de códigos QR de la máquina y ver cómo salen las bolas sin necesidad de que el cliente haya tocado la máquina para nada, y simplemente acercando el móvil para identificarse… supone una experiencia redonda. El universo de los códigos QR en el que se basa la solución de carnet digital de Clapphouse habilita infinidad de casos de uso de lo más interesantes. La digitalización de las máquinas de bolas de los clubes de golf es uno de ellos, y estamos encantados de empezar a explorar este ámbito de la mano de Prodelfi”, comenta Lluís Llavina, cofundador y CEO de The Mulligan Factory.

“La colaboración con The Mulligan Factory y la integración con su innovador producto Clapphouse ha sido completamente satisfactoria proporcionando al usuario de campos de golf una experiencia de uso muy interesante y demostrando que la aportación racional de nuevas tecnologías simplifica procesos y hace más amables las aplicaciones y sistemas. Gracias a la flexibilidad de nuestra plataforma TOPAY hemos conseguido una integración fácil y exitosa”, añade Andrés Martínez, director de Prodelfi.

Esta fórmula combinada se encuentra disponible para clubes de golf que cuentan con la suite iMaster.golf y ya han desplegado Clapphouse. Y ello debido a que ambas soluciones se encuentran únicamente integradas con dicha suite. El saldo y condiciones de venta asociados a cada cliente, así como los distintos productos y sus tarifas se pueden gestionar íntegramente mediante REPwin a través de diferentes perfiles de acceso para cada una de las funciones. Y ambas soluciones se comunican con dicho sistema para ofrecer una experiencia fluida al cliente.

Para poder disfrutar de esta solución, el club cliente de Clapphouse debe contratar el módulo de pago “Carnet digital” el cual tiene un coste de 589 €/año (aunque en estos momentos el club únicamente deberá abonar la cantidad proporcional según la fecha de alta y hasta finales de año). Por otro lado, el coste inicial de puesta a punto de la solución proporcionada por Prodelfi oscila entorno a los mil doscientos euros y el club pasa a abonar en adelante una cuota mensual fija de doce euros / mes / máquina.