Noticias destacadas

Finca Cortesín revela los beneficios a largo plazo de sus nuevos greens ecológicos

El hotel, golf y spa Finca Cortesin se encuentra a la vanguardia del impulso del golf europeo para ser más eco-sostenible después de revelar que está utilizando hasta un 30 % menos de agua desde que se convirtió en el primer campo en España en presentar la nuevo y ecofriendly variedad de hierba Bermuda en todos sus greens. El complejo costasoleño ha experimentado una serie de beneficios de largo alcance desde la instalación de este sistema de greens más sostenible, ecológico y rentable.

Como parte de la actualización integral en el campo de campeonato de dieciocho hoyos de Finca Cortesin en julio de 2017, que también incluyó la reconstrucción de todos los bunkers utilizando el sistema Better Billy Bunker, cada superficie de putting fue reemplazada por un nuevo tipo de variedad de hierba Bermuda Ultra Dwarf.

Además de necesitar menos riego, los greens requieren menos pesticidas y horas de trabajo del personal para mantener la condición óptima durante todo el año, con las nuevas y mejoradas superficies uniformes que obtienen el elogio generalizado tanto de los jugadores como de la industria del golf, incluida la obtención por parte de Finca Cortesin del Premio de Sostenibilidad para la Eficiencia de Recursos 2018 de la IAGTO.

“El cambio a este nuevo tipo de césped Bermuda ha superado todas nuestras expectativas y hemos recibido excelentes comentarios de nuestros miembros e invitados. A quienes les gustan los verdes firmes y uniformes. Los greens ya están en mejores condiciones que en años anteriores y esperamos que mejoren en 2019”, apunta Ignacio Soto, head greenkeeper de Finca Cortesin Hotel, Golf & Spa y supervisor del programa de conversión de greens.

Finca Cortesin comenzó el programa para mejorar sus greens en junio de 2016 en un vivero situado a seiscientos kilómetros de distancia, con Soto y su equipo cuidando cuidadosamente y sembrando la hierba a mano. Tras doce meses de cultivar el nuevo césped bajo condiciones supervisadas, se trasladó al campo donde el personal de mantenimiento del campo de golf comenzó el meticuloso proceso de transmisión de los dieciocho greens y los putting green de prácticas. Pero, como la hierba se había cultivado en vivero, la interrupción para los golfistas se mantuvo al mínimo con la reapertura del campo apenas un mes después de que comenzara el trabajo.

“Hemos experimentado numerosas ventajas desde la actualización de nuestros greens. El césped era obviamente muy joven pero, como lo hicimos nosotros mismos, también se presentó muy limpio de malezas, lo que tuvo varios efectos secundarios. El riego se ha reducido hasta en un 30 % en la superficie de los greens. Además del consumo de agua, el riego manual en el horario de verano se ha reducido al mínimo, por lo que podemos ahorrar mucho trabajo”, añade Soto.

“En general, estamos usando menos pesticidas y cada green necesita muy poca fertilización ya que utiliza los nutrientes de nuestro agua de riego regenerada de una manera mucho más eficiente. La hierba Bermuda crece activamente durante nueve meses del año, lo que ha ayudado a mejorar la capacidad de juego del campo durante todo el año”, concluye Ignacio Soto.