Noticias destacadas

GolfBoard Iberia cumple cuatro años surfeando los campos de golf españoles

GolfBoard Iberia cumple cumple años surfeando los campos de golf españoles y lo hace consolidando su presencia en reconocidos clubs como Las Colinas Golf & Country Club, La Sella Golf, RACE, Golf Santander, Palomarejos Golf, Torremirona Golf, Isla Canela Golf, Valle Guadiana Golf, La Faisanera, Cabanillas Golf y Meis Golf, entre otros. Por otro lado también se encuentra presente en varios campos de golf portugueses como Vale do Lobo, Praia del Rey, West Cliffs y Troia Golf.

“Empezamos importando doce tablas en el verano de 2016 para testar la aceptación que tenía el producto… y a día de hoy tenemos más de cien tablas entre España, Portugal, Italia y Reino Unido, países en los que somos distribuidores exclusivos. Nuestra idea es en los próximos cuatro años llegar a las doscientas tablas en estos cuatro mercados”, indica Rafael Solano, director de GolfBoard Iberia.

“Nos encontramos en un momento de expansión de las ‘golfboards’, de hecho recientemente dos socios de dos destacados clubs, Los Naranjos Golf Club y PGA Catalunya Resort, han adquirido en propiedad una GolfBoard Pro, lo que nos anima a continuar la estrategia marcada desde hace un tiempo. Cada día la aceptación del GolfBoard es mayor y son más los jugadores de golf que disfrutan del ‘golfboarding’ en nuestros campos”, añade Solano.
 

 
GolfBoard ha demostrado ser un producto sólido y seguro. Los gerentes de los campos de golf en los que se encuentra disponible para su alquiler insisten en la buena aceptación del jugador al probarlo por primera vez y en que el número de accidentes en estos cuatro años haya sido inexistente. Por otro lado es un producto que no suele tener problemas técnicos pero, a pesar de ello, GolfBoard Iberia puede presumir de tener un servicio técnico a la altura del producto. El GolfBoard es una herramienta de movilidad sólida, fácil de usar y muy segura así como un transporte rápido y estable gracias a sus únicamente setenta kilos de peso.

“El RACE fue el primer campo de golf de Madrid en tener GolfBoard a disposición de sus socios. Desde entonces son muchos los jugadores que han encontrado una nueva y divertida forma de desplazarse por el campo. GolfBoard completa el espacio existente entre el uso del buggy y el carro eléctrico, ofreciendo un transporte mucho más dinámico e independiente. Además, debido a su fácil manejo no está destinado exclusivamente a los más jóvenes, de hecho, el primer usuario de GolfBoard en nuestro club fue una jugadora de casi setenta años que ha repetido en más ocasiones después. Por otro lado, al ser eléctrico no emite gases contaminantes ni hace ruido alguno, lo que lo hace perfecto para un entorno como el campo de golf”, apunta Nacho Vidosa, director de golf del RACE.