Noticias destacadas

Guillermo Mas, responsable comercial de Agronimer en la zona Levante: “Los jugadores de golf son cada vez más exigentes, propietarios y gerentes saben que necesitan tener el campo de golf a un buen nivel para poder dar un buen servicio”

Guillermo Mas, de formación ingeniero técnico agrícola, es un reconocido profesional de la industria del golf con casi dos décadas de experiencia en el sector. Tras terminar su etapa universitaria, en 1998 se incorporó a una constructora civil para hacerse cargo de proyectos hidráulicos, incorporándose en 2004 a Target Ingenieros como director facultativo y responsable de Seguridad y Salud en la construcción de Roda Beach & Golf Resort. En 2006 se hizo cargo de la dirección de obra de Corvera Golf & Country Club, y en 2009 se incorporó a la disciplina de Desarrollos y Contratas Golf como director técnico en la construcción de los nuevos campos 3 y 4 de Golf La Moraleja. A finales de 2017 Guillermo se unió a Agronimer como responsable comercial de la compañía en la zona de Levante.
 


 

Llevas más de quince años trabajando en la industria del golf, ¿qué te motivó a cambiar la ingeniería civil por la construcción y mantenimiento de campos de golf?

Los proyectos de construcción de campos de golf incluían actividades que conocía bien y en las que tenía experiencia (movimientos de tierras, drenajes, instalaciones de riego, impermeabilización de lagos, etc.). En esos años en Murcia se estaban construyendo muchos campos de golf y existía una alta demanda de técnicos. Un día un buen amigo me llamó por teléfono, me hizo una propuesta que me gustó mucho… y hasta hoy.

 

En tus inicios profesionales en la industria del golf formaste parte de los equipos técnicos de la construcción de Roda Golf y de Corvera Golf, ¿qué recuerdos tienes de estos dos proyectos?

Guardo muy buenos recuerdos. En ambos proyectos trabajé junto a un equipo técnico muy profesional y humano a todos los niveles.

En el proyecto de Roda Golf & Beach Resort pude aportar mi experiencia en cuanto a planificación de obra y conocimientos técnicos de las actividades del proyecto. Fue un proyecto muy exigente en plazo de ejecución por compromisos inmobiliarios y ventana de siembra. Me incorporé a la obra a finales 2004 de la mano de Target Ingenieros y la siembra estaba finalizada en septiembre de 2005.

El nivel profesional aportado por la propiedad Roda Golf & Beach Resort, el responsable de paisajismo y jardinería Calidona Green, el diseñador Dave Thomas, la dirección de obra de Target Ingenieros, y la constructora Cañellas Golf, facilitaron mucho el trabajo de dirección facultativa y coordinación de seguridad y salud que desempeñé en esa obra. Finalmente, todos conseguimos los objetivos previstos.

En Corvera Golf & Country Club comencé el proyecto trabajando como responsable de construcción de golf de la propiedad (Corvera Golf & Country Club) y gracias al buen ritmo de las obras y al gran trabajo de los profesionales de las diferentes empresas pude también compaginar la supervisión de las obras del campo de Golf con las de urbanización e infraestructuras exteriores del resort.

Fue un placer trabajar junto a empresas como la constructora Desarrollos y Contratas Golf, el estudio de diseño IGD Olazabal que también actuó como dirección de obra, el responsable de paisajismo y jardinería Calidona Green y la constructora civil Calidona Obras y Servicios. El final de las obras coincidió con la crisis económica y derivó en que actualmente el campo esté cerrado aunque espero que esta situación cambie pronto.

 

Fuiste también el jefe de obra de la construcción de dos campos muy significativos, el Campo 3 y el Campo 4 de Golf La Moraleja, ambos firmados por Nicklaus Design. ¿Cómo fue esta experiencia?

Tras terminar las obras de construcción de Corvera Golf & Country Club, Victoriano Jiménez me propuso que le acompañase como jefe de obra en el proyecto de construcción de dos nuevos campos para Golf La Moraleja en Algete, a las afueras de Madrid. La finca se llamaba Soto de Mozanaque y el proyecto me cautivó.

Aunque mi actividad profesional en Desarrollos y Contratas duró seis años, las obras de construcción de los campos duraron un año y medio hasta la recepción provisional. Ejecutar dos campos de Jack Niclaus (uno de ellos Signature) en un plazo de año y medio y con los elevados niveles de calidad exigidos en proyecto fue un reto profesional muy importante para mi y todo el equipo.

Se trabajó muy duro, las condiciones climatológicas no acompañaron y las exigencias del proyecto fueron elevadas aunque finalmente se consiguieron todos los objetivos gracias al esfuerzo de todas las partes implicadas: la propiedad Golf La Moraleja, la constructora Desarrollos y Contratas, el diseñador Jack Nicklaus Design, la dirección de obra Sotogrande Golf Services (actualmente acttua Golf Services). Fue una gran experiencia profesional.

 

Tras veinte años dedicado a la construcción, hace algo más de un año cambiaste al sector de la maquinaria incorporándote a Agronimer, ¿cómo han sido estos primeros meses?

El trabajo de comercial que desempeño en Agronimer es muy diferente al desarrollado en mi época de construcción, sin embargo mi adaptación a esta nueva situación ha sido fácil porque en Agronimer estoy rodeado de muy buenos profesionales con una amplia experiencia que me han dado su apoyo cuando lo he necesitado. A esto último hay que sumar que muchos de los head greenkeepers y directores eran conocidos míos de la época de universidad o de la época que estuve en construcción de campos de golf.

 

Estás en contacto permanente con un buen número de campos de golf y con sus head greenkeepers, ¿cómo es tu día a día aportándoles soluciones a sus necesidades?

Estoy en contacto con los head greenkeepers aunque también con gerentes, mecánicos y caddie master de los campos de golf de la zona de Levante. Procuro estar cercano a ellos para poder ofrecerles soluciones a sus problemas con la amplia variedad de productos de las marcas del catálogo de AGRONIMER de casas de maquinaria como John Deere, Tru-Turf, Greentek y Redexim, vehículos como Yamaha, y equipamiento de campos de golf como Range Servant, Miltona y Par Aide.

 

Un buen número de campos de golf levantinos disponen de maquinaria John Deere, Bernhard & Co., Tru-Turf, Greentek y VertiDrain, ¿qué unidades son la que más os demandan?

En general todos los productos de nuestro catálogo son muy demandados ya que son necesarios en los equipos de maquinaria de mantenimiento de los campos de golf y equipamiento de los campos. Ninguno destaca significativamente respecto a los demás.
 

 

Agronimer acude a una gran cantidad de ferias, congresos, ponencias, charlas técnicas, etc., ¿qué importancia le concedéis a la formación y al reciclaje de conocimientos?

La formación y el reciclaje de conocimientos es muy importante, vivimos en un mundo en continuo cambio y cada vez más competitivo. Las nuevas tecnologías avanzan con gran velocidad. Hace unos años era impensable máquinas de siega de césped autónomas o la pulverización de precisión con la tecnología GPS (la primera estará disponible en uno o dos años y la segunda ya lo está, ambas en el catálogo de John Deere).

Pienso que la formación y el reciclaje de conocimientos es fundamental para poder ejercer de forma profesional. Efectivamente, las ferias, los congresos, ponencias y charlas técnicas forman parte de la formación y es una forma de intercambiar opiniones y conceptos con compañeros de profesión.

 

Diversos gerentes de clubs y greenkeepers de campos de golf coinciden en que es muy positivo que quien trabaje en la industria sea, además, jugador de golf. ¿Estás de acuerdo?

Hace un año que comencé a tomar clases de golf. Y con la poca experiencia que tengo, he de decir que creo que es muy positivo que quien trabaje en esta industria sea jugador, ya que puede entender mejor al usuario final. Sin embargo no es imprescindible ya que en la industria hay grandes profesionales que sin ser jugadores realizan una labor excelente.

 

Un buen mantenimiento de un campo de golf, el activo más importante de cualquier club, es fundamental. ¿Crees que en España se valora a los greenkeepers como se merecen?

Pienso que en general sí se valora a los greenkeepers. Los propietarios y gerentes saben que necesitan tener el campo de golf a un buen nivel para poder dar un buen servicio y para conseguirlo es necesaria la figura del greenkeepers. Los jugadores de golf son cada vez más exigentes.

 

¿Qué le recomendarías a una joven estudiante de ingeniería que estuviera pensando en dedicarse al mantenimiento de campos de golf?

Le diría que es una labor gratificante y le animaría a formarse de forma teórica y practica. También le recomendaría que aprendiera a jugar al golf para poder ver el mantenimiento del terreno de juego desde la perspectiva del jugador.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Ofrecer el mejor servicio posible aportando soluciones a head greenkeepers, directores y mecánicos de campos de golf del Levante para poder contar a futuro con su fidelidad y de esta forma aportar mi granito de arena para que la división de golf de Agronimer siga creciendo.