Noticias destacadas

José Ignacio Vidosa, director de golf del RACE: “La autoexigencia y el inconformismo son el camino para poder ofrecer a los socios del club nuevas propuestas y soluciones que contribuyan a hacer única su experiencia”

José Ignacio Vidosa es diplomado en Turismo y máster en Dirección, Gestión y Mantenimiento Sostenible de Campos de Golf. Desde principios de 2006 ha desarrollado su actividad profesional en varios clubs de golf como El Rompido Golf, Islantilla Golf y Aymerich Golf Management, incorporándose en 2010 al Real Automóvil Club de España como gestor deportivo. Desde 2016 Nacho es director de golf del RACE.
 


 

Toda tu carrera profesional se ha desarrollado en la industria del golf, ¿qué te decidió a apostar por este sector?

​Desde muy pequeño he estado estrechamente ligado al mundo del golf y, sin lugar a dudas, fue una suerte poder convertir este hobby en mi profesión. Por otro lado, me encanta el contacto con las personas, el deporte y poder trabajar al aire libre, así que el golf fue el punto de encuentro de todos estos ingredientes.
 
 

Tus primeros pasos en la industria del golf los distes en El Rompido Golf y en Islantilla Golf, ¿qué recuerdos guardas de esa etapa en la costa onubense?

Son dos campos a los que le tengo un cariño muy especial por motivos diferentes. 

En el caso de El Rompido tuve la suerte de vivir el final de la construcción y la apertura del recorrido norte, compartiendo muchos momentos con su diseñador Álvaro Arana. Fue un tiempo de gran aprendizaje pues realizábamos funciones muy variadas: starter, marshall, coordinación de profesionales y grupos, cuarto de palos, mantenimiento de instalaciones y maquinaria, etc., lo que me permitió adquirir amplio conocimiento sobre las operaciones que se desarrollan en una instalación tan particular como es un campo de golf.

Islantilla Golf Resort tiene una atmósfera, un ambiente, muy especial, por las fantásticas instalaciones de casa club, hotel y campo de golf que cada día muestra una presentación más cuidada. En mi opinión, lo que diferencia a Islantilla Golf del resto de campos es el exquisito y cercano trato del equipo humano que da vida al campo y que, desde el primer minuto, te hacen sentir como en casa, independientemente de la procedencia de cada visitante.

A nivel profesional, Islantilla Golf Resort es sin duda el campo en el que he podido ver unos procedimientos y protocolos de trabajo más profesionales y que en buena parte he interiorizado, utilizado y desarrollado en otros campos en los que he trabajado después.
 
En general, la provincia de Huelva es una gran desconocida pese a sus innumerables atractivos que la hacen interesante en cualquier época del año. Como destino de golf cuenta con campos y hoteles de primer nivel, por lo que no nunca dudo en recomendarlo pues sé que Huelva y su provincia son siempre un acierto seguro.  

 

Tras esa primera etapa, y un breve paso por Aymerich Golf Management, te incorporaste al RACE, ¿cómo fue tu aterrizaje en el club?

En Aymerich Golf Management alterné Cabopino Golf (Marbella) y el Golf Center de Benalmádena, recorrido de nueve hoyos par 3, con una gran escuela de golf, bowling, etc., fue otro importante centro de aprendizaje.
 
Del aterrizaje en el RACE recuerdo muy claramente la sensación de llegar a una gran institución con más de cien años de historia, una enorme tradición tanto de golf (es un recorrido donde se han celebrado tres Open de España y los mejores torneos amateurs a lo largo de los últimos cincuenta y tres años) así como en otras disciplinas practicadas en el Complejo Deportivo RACE como hípica, tenis, pádel, natación, hockey, etc. Además, contamos con un circuito de velocidad como el Jarama, con el peso específico que tiene en el panorama automovilístico internacional después de acoger todas las pruebas de máximo nivel tanto de monoplazas, como turismos, motocicletas, camiones, etc.

Por todo ello, el RACE ya es mucho más que un club pero es que, además, hay que sumar todos los servicios y ventajas ofrecidos a nuestros socios como club automovilístico, lo que hace que el abanico de ventajas ofrecidas no tengan parangón en ningún otro club.

 

¿Qué diferencias encontraste entre trabajar en campos de golf comerciales de la costa a hacerlo en un club de socios en Madrid?

En ambos hay un punto en común, ofrecer un servicio excelente a los visitantes para que repitan visita y actúen positivamente de altavoz de la experiencia vivida, pero con un matiz diferenciador: en un campo comercial normalmente el visitante realiza su estancia en un periodo corto de tiempo, solo unos pocos días, mientras que en un club de socios esa visita es sostenida en el tiempo. Esa permanencia en el tiempo de los socios de un club permite poder conocer mejor las necesidades, deseos, opiniones pudiendo tratar de satisfacer, en mayor medida, las demandas de los socios. 
 

 

¿Cómo es tu día a día coordinando la actividad de golf del RACE?

La gran mayoría del tiempo está dedicado a la organización y gestión de las diferentes competiciones que organizamos en el club para distintos tipos de jugadores: seniors, infantiles, pro-am, torneos sociales, privados, etc., no obstante la actividad es muy variable en función del día y la época del año. Has de coordinar una visión a corto plazo (resolución de los problemas del día a día, imprevistos, atención a los jugadores, etc.) con una visión más a largo plazo en donde planificar lo que ha de venir. Es por ello que requiere de una gran dedicación personal y una amplia disponibilidad horaria.

 

En los últimos años vuestras instalaciones han experimentado renovaciones siguiendo el Plan Director RACE 2021, ¿cómo planteasteis los objetivos y el timing de cada etapa?

Todas estas actuaciones tienen el objetivo de adaptar al club a las necesidades presentes y futuras de nuestros socios, a la vez que se han tenido muy presentes los principios de eficiencia energética, versatilidad y practicidad. 
 
Debido a la elevada ocupación del campo de golf del RACE, que cada año da más de sesenta mil salidas, era primordial planificar y coordinar estas actuaciones con un mínimo impacto sobre la vida del club de tal manera que, por ejemplo, la obra del cuarto de palos y pro-shop, realizada dentro de la casa club, se hiciese sin apenas ser percibida ni causar molestias a los socios.

 

Recientemente habéis renovado las instalaciones de prácticas, los bunkers del campo, el cuarto de palos, el pro-shop… ¿Qué te ha parecido cada una de estas mejoras?

Estas mejoras han supuesto un importante salto cualitativo para el club y la experiencia ofrecida a nuestros socios. Las siguientes mejoras, ya planificadas, completarán estas actuaciones.

En el caso de los bunkers, hicimos una prueba con Better Billy Bunker hace tres años en uno de los bunkers de la zona de prácticas y durante este tiempo hemos podido comprobar que el sistema resolvía perfectamente los problemas específicos que presentaban tradicionalmente los bunkers del RACE. Por ello, y pese a realizar comparativas con distintas soluciones que presenta el mercado, no tuvimos dudas que Better Billy Bunker era la opción que mejor daba respuesta a nuestras necesidades.
 
El nuevo cuarto de palos y la nueva pro-shop han permitido mejorar la imagen ofrecida, la practicidad, el recorrido del socio por las instalaciones del club y los metros útiles disponibles para ambas dependencias, ofreciendo mayor capacidad de acoger bolsas en el cuarto de palos y de metros lineales de exposición en la pro-shop.

A nivel interno ha supuesto una mejora notable en las operaciones del club, reduciendo los tiempos de entrega de alquileres y bolsas a los socios. Ahora es la bolsa o el carro eléctrico quien espera al socio y no al contrario, como era antes, donde el socio tenía que esperar a que le facilitasen su bolsa procedente del cuarto de palos, ubicado lejos del caddy master.

En lo relativo a la nueva tienda, además del incremento en la superficie de exposición se ha dotado de un nuevo almacén para logística de los eventos y competiciones que acogemos en el club cada año, aspecto que ha sido muy valorado por los distintos organizadores por su practicidad, proximidad y versatilidad.
 
 

Estas mejoras, ¿han influido a la hora de obtener el certificado de vuestro Sistema de Gestión de la Calidad ISO 9001?

Indudablemente han contribuido y ayudado positivamente a la obtención del certificado de calidad ISO 9001, pero han sido los procedimientos establecidos en los últimos años de atención al socio y de trabajo a nivel interno los que han aportado una base sólida para la obtención de la certificación. Es, por tanto, un éxito de todo el equipo humano que compone el departamento de golf del RACE en particular y el Complejo Deportivo en general y que cada día, con su trabajo, dedicación y esfuerzo contribuye a ofrecer a nuestros socios un mejor club.
 

 

Las nuevas tecnologías están cada vez más presentes en el mundo de la gestión de clubs de golf, ¿qué novedades habéis incorporado a vuestro club?

A las app, web y sistema de medición de ritmo de juego Teebbol, actualmente estamos incorporando un nuevo sistema de control de accesos en el Complejo Deportivo que aportará mayor seguridad y tranquilidad a los socios del club al poder identificar con facilidad a todas las personas que pretenden acceder al Complejo Deportivo.

 

La formación y el reciclaje de conocimientos es una constante en tu trayectoria, no en vano eres una de las pocas profesionales con la categoría CMDip en España. ¿Qué te motivó a iniciar el proceso de formación de Club Manager Association of Europe?

El deseo de seguir mejorando y formándome profesionalmente en una de las industrias más exigentes. La autoexigencia y el inconformismo son el camino para poder ofrecer a los socios del RACE nuevas propuestas y soluciones que contribuyan a hacer su experiencia en el club única.

Además, la formación promovida por la CMAE me ha permitido recibir clases de profesionales punteros a nivel mundial en las distintas áreas de gestión como Kevin Bazoda, Clubhouse Manager de Augusta National, o Gregg Patterson, uno de los gerentes más reconocidos y premiados de Estados Unidos, entre otros, en distintos lugares del mundo como Escocia, Estados Unidos, Irlanda o España obteniendo igualmente una red de contactos a nivel global.

 

Uno de los problemas más acuciantes de los clubs de nuestro país es la falta de nuevos socios, nuevos jugadores ocasionales, etc. ¿Cómo hacéis desde el RACE para tratar de crear nuevos golfistas?
 
Sin duda la Escuela Técnica de Golf del RACE es un pilar fundamental para alimentar nuestro campo de golf de nuevos jugadores. Mediante diferentes cursos y torneos de iniciación, tanto para niños como para adultos, se va dotando al jugador novel de los conocimientos necesarios para poder desenvolverse en el campo por si mismos. La Escuela Técnica de Golf cuenta no solo con la última tecnología para facilitar la enseñanza sino además con profesionales altamente cualificados y con un amplio palmarés deportivo a sus espaldas.

 

Madrid es la zona de España con más licencias federativas y mayor actividad de golf en clubs sociales, ¿cómo hacéis para diferenciar vuestro club?
 
Además de las ventajas que ofrece ser socio del RACE, nuestro club se diferencia por ser un club netamente familiar, donde cada miembro de la familia puede disfrutar de actividades e instalaciones destinadas específicamente a ellos. Desde el chalé infantil, ideado para los socios más jóvenes, hasta las actividades de ocio y entretenimiento como las charlas culturales que, un viernes al mes, ofrecen la posibilidad de asistir a una ponencia de temática variada. Por lo tanto, toda la familia puede estar reunida, a un tiempo, en un mismo centro de ocio.
 

 

¿Cuánta influencia crees que tiene, o puede tener, la escuela de golf para que un potencial nuevo socio decida apostar por vuestro club?

Para el RACE es vital la labor que desempeña la Escuela Técnica de Golf (ETG) y el equipo de profesionales que la componen como fuente de formación de nuevos jugadores. La escuela del club continúa incrementando año tras año su número de alumnos, circunstancia que nos ha llevado a ampliar las instalaciones de prácticas con el fin de dar cabida a más alumnos al mismo tiempo.

 

¿Qué le recomendarías a un recién licenciado que esté pensando en dedicarse a la gestión de clubs de golf?

En primer lugar, que siga formándose de manera continua ya que la formación es un camino que nunca se acaba. Y, por otro lado, que las ganas, la actitud de servicio, la determinación y la cortesía sean sus inseparables compañeras de camino. 

Igualmente, cuanto mayor sea el rango de conocimiento y experiencia de las distintas áreas que integran la gestión de un club, mejor será su comprensión de las circunstancias que se presenten y la posterior toma de decisiones. Por ello valoro ampliamente las personas que han ido avanzando dentro de una o varias organizaciones en distintos puestos o departamentos.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Actualmente seguimos desarrollando el Plan Director RACE 2021 donde se contempla la reforma de los bunkers y tees de la segunda vuelta, los caminos del campo o la construcción del segundo cuarto de palos. En este caso será un cuarto de palos autónomo y no atendido por personal con posibilidad de acceso veinticuatro horas al día, trescientos sesenta y cinco días al año. Ya se han finalizado otras actuaciones previstas como las nuevas naves de mantenimiento, nuevo cuarto de palos, pro-shop y caddy master, así como la reforma integral del campo de prácticas.
 
A medio plazo, el Consejo Directivo del club ha marcado la línea a seguir donde el segundo campo de golf del RACE es un firme deseo de socios, Consejo Directivo y trabajadores. Esperamos que se pueda convertir en una realidad para la que todos estamos aportando nuestra energía y trabajo.