Noticias destacadas

Josep Ribelles, responsable de atención y restauración en Burford Golf Club: “En Inglaterra el golf no está considerado un deporte elitista, mucha gente joven lo practica”

Josep Ribelles Talens llegó al mundo del golf casi por casualidad pero en unos pocos años ha hecho de este sector su entorno profesional. Tras una etapa laboral en Valencia, en 2015 Josep dio el salto a Reino Unido para mejorar su ingles y formarse profesionalmente, incorporándose a Burford Golf Club en 2017 como responsable de atención y restauración. En este añejo club británico Josep ha iniciado su formación en el programa CMDip de Club Manager Association of Europe.
 


 

Tras varias experiencias laborales en el sector de la restauración surgió la oportunidad de trabajar en un club de golf, ¿qué te decidió a apostar por este sector?

Me ofrecieron la oportunidad de trabajar en un club de golf y pensé que era una buena forma de combinar, por un lado, mi pasión por los negocios y, por otro, mi pasión por los deportes. El golf es un deporte que nunca había practicado y que en Inglaterra genera mucha afición, por lo que me llamaba aún más la atención. Todo esto fue determinante en mi elección por la industria del golf.

 

Llevas más de dos años como responsable de atención y restauración de Burford Golf Club, ¿cómo fueron tus primeros meses en el club?

Mis primeros meses en el club no fueron fáciles ya que en esos momentos el club estaba sufriendo muchos cambios. Por un lado, cambios en la dirección con la incorporación de un nuevo gerente del club pero tuve mucha suerte porque, cuando entré en el club, el bar manager se acababa de jubilar (lo que daba la oportunidad de “aportar aire fresco”) y, además, estaban buscando alguien que se encargara de todo lo que era la casa club. Al poco tiempo de estar trabajando, me ofrecieron el puesto de Front of House & Bar Manager.

Por otro lado, la gestión del servicio de catering acababa de cogerla el propio el club, después de haber estado más de quince años franquiciado con una empresa externa. Hubo una renovación total de la plantilla, lo que exigió insistir mucho en formación, especialmente en cuanto al servicio al cliente (uno de los principales problemas de la empresa de catering subcontratada). Había que hacer frente a todos estos cambios y modernizar un poco el club sin salir de sus estándares tradicionales y causar un rechazo por parte de los socios.

 

¿Cómo es tu día a día coordinando tus responsabilidades en Burford Golf Club?

Aunque mi puesto de trabajo requiere mucha responsabilidad, disfruto mucho en mi día a día ya que al estar en el bar lounge y en la casa club, y no en una oficina, por ejemplo, hago de relaciones públicas, por así decirlo, entre los socios del club y éste último. He desarrollado mucho mis habilidades de servicio al cliente y me siento muy valorado por los socios trabajando allí. De hecho, aprovecho mis días libres para apuntarme a las competiciones o simplemente para jugar con los socios, siempre manteniendo la profesionalidad.

 

¿Cuál es el perfil de vuestro socio tipo?

Burford está situado en los Cotswolds, por lo que mucho de los socios del club son de esta parte de Inglaterra, una zona rural, tradicional, un buen retiro para la mayoría de los jubilados con alto poder adquisitivo. Es por eso que la media de edad del club ronda los sesenta años y la clase es media-alta. Es el club más consolidado y con más éxito de Oxfordshire, cuenta con cerca de mil socios y hay dos años de lista de espera para entrar.
 

 

El inminente Brexit, ¿perjudicará a los campos de golf españoles?

Como todas las decisiones tomadas a este nivel, el Brexit seguramente afecte a la industria del golf en España aunque no creo que el impacto sea muy significativo. Simplemente habrá que planificar más detalladamente y con más tiempo las salidas de Inglaterra a España (en caso de que haya solicitar algún permiso, por ejemplo).

 

Un tópico generalizado del golf en España es que es un “deporte para la élite”, algo que frena mucho su promoción. Tú vives en Reino Unido, ¿cómo se percibe el golf ahí?

Aquí en Inglaterra es completamente diferente, es mucho más accesible. Puedes comprar un set de palos de segunda mano por cincuenta libras, ir a practicar en el driving range por cinco libras, e incluso ir a jugar a algunos campos de golf por entre quince y treinta libras. Es un deporte que practica mucha gente joven.

En Inglaterra el golf no está considerado un deporte elitista como sucede en España, dónde solo unos pocos pueden permitirse el ‘lujo’ de pagar un greenfee o una tarifa anual en un campo de golf. Además, la industria del golf en España es considerada como una industria turística, es decir, se beneficia mayoritariamente de los turistas extranjeros (principalmente ingleses y alemanes) que vienen a jugar al golf, en vez de contar con socios españoles. Creo que hasta que esto no cambie, desgraciadamente, el golf en España va a seguir percibiéndose así.

 

La formación y el reciclaje de conocimientos es un aspecto importante en cualquier sector, algo que tú demuestras al ser uno de las pocos españoles con la categoría CMDip. ¿Qué te motivó a iniciar el proceso de formación de Club Manager Association of Europe?

Creo que toda experiencia laboral debe ir acompañada por una base sólida de formación, y viceversa. Al no tener estudios previos relacionados con dirección de empresas o gestión de campos de golf, tuve la necesidad (y el deseo) de ampliar mis conocimientos sobre la industria del golf. En septiembre de 2017 me uní a Club Managers Association of Europe (CMAE) y, tras dos años de esfuerzo combinando estudios y trabajo, en agosto del año pasado fui certificado con el CMDip (diploma que no es muy frecuente en España, lo que me hace sentirme aún más orgulloso).

Además de esta formación que me ofrece el CMAE, voy por mi cuenta a otros clubs de golf para entrevistarme con sus gerentes y aprender de ellos y de su forma de trabajar y gestionar el club. Confío mucho en el networking como herramienta fundamental para mi aprendizaje.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Inglaterra me ha dado muchas oportunidades laborales y formativas que, quizás, no hubiera podido tener en España. De momento, hasta final de la temporada de verano de 2020, voy a seguir trabajando en Burford Golf Club, así como continuar mi formación con CMAE atendiendo a los distintos cursos y conferencias que ofrecen.

Sin embargo, mi deseo es volver a España con una experiencia y unos conocimientos sólidos en la industria del golf que me permitan optar a un puesto de trabajo en el que pueda aplicar todo lo que he aprendido aquí y consolidar mi carrera.