Destacado

Juan Manuel López-Bellido, head greenkeeper del Real Golf de Pedreña: «Cada vez más clubs de golf privados y campos comerciales apuestan por tener personal técnico con buena formación y profesionalidad»

Juan Manuel López-Bellido es Ingeniero Técnico Superior Agrónomo especializado en superficies deportivas por la Texas State University, y lleva desde 2000 involucrado en más de una veintena proyectos tanto en fases de proyecto, reforma, construcción, grow in y mantenimiento. Ya con casi cinco años al frente de uno de los campos más significativos del golf español, el Real Golf de Pedreña, Juan Manuel nos ha recibido a la orilla del Cantábrico y nos ha comentado algunos aspectos interesantes de sus actividades.
 

juanmanuellopezbellido
 

¿Cómo enfocas tu actividad dentro de la industria del golf?

Dentro de este sector intento aportar mi granito de arena para que cada día sea una industria más profesionalizada y seria, especialmente en temas técnicos y agronómicos, en los que desarrollo mi carrera.

El puesto de head greenkeeper o superintendent es un cargo profesional que requiere formación cualificada y conocimientos específicos. De forma muy común suele ocurrir que se suele confundir jugar al golf con saber sobre campos de golf, y con facilidad se “juega” a ser greenkeeper o diseñador de campos de golf, tomándose decisiones en muchos casos sin consultar con especialistas que normalmente se traducen en costes innecesarios y problemas en el futuro. Aunque esto es una tendencia que va disminuyendo ya que empieza a haber más conciencia de lo realmente técnico que es este trabajo dentro de un campo de golf.

Yo siempre recomiendo contratar a personal cualificado, con la formación pertinente desde un punto de vista agronómico, para sacar el máximo al presupuesto. Al fin y al cabo por las manos del responsable de mantenimiento pasa, en la mayoría de los casos, más del 50 % del presupuesto de un campo de golf. Un buen profesional puede marcar la diferencia entre un campo bueno y excelente.

 

Un buen mantenimiento de un campo de golf, el activo más importante de cualquier club, es fundamental. ¿Crees que en España se valora a los greenkeepers como se merecen?

Poco a poco la figura del greenkeeper va ganando importancia. Con más frecuencia los clubs de golf privados y los campos comerciales apuestan por tener personal técnico con buena formación y profesionalidad ya que del estado del campo depende directa y activamente la venta de greenfees o captación de nuevos socios.

Varios clubs importantes en nuestro país han ido evolucionando en este sentido, algunos desde hace ya tiempo, otros recientemente, pero no cabe duda que los resultados han sido evidentes y satisfactorios en prácticamente todos ellos. Este cambio positivo ha servido como referencia a otros campos que han copiado el modelo, con lo que progresivamente se va mejorando el nivel de mantenimiento de los campos españoles aunque todavía queda mucho trabajo por delante.

Por otro lado, también es cierto que a día de hoy hay muchos más ingenieros superiores o técnicos que han decidido adquirir una formación específica, principalmente en el extranjero, en este cultivo tan concreto. Aumenta así la oferta de profesionales cualificados y para los campos resulta más sencillo encontrar el perfil adecuado.

 

En la actualidad la industria del golf en España está, como casi cualquier otro sector, afectado por las malas circunstancias económicas generales. ¿Cómo afecta esto a tus actividades? ¿Qué evolución ves durante los próximos años?

Creo que casi nadie se ha librado de esta mala situación actual, en alguno u otro aspecto todos nos hemos visto afectados. Por lo que parece, los campos sociales han sufrido en menor medida esta recesión, y los campos puramente comerciales están atravesando, o han atravesado ya, momentos realmente preocupantes. En el caso del Real Golf de Pedreña, aunque seguimos haciendo mejoras año tras año, no nos hemos escapado y, por ejemplo, nos hemos visto obligados a disminuir la plantilla.

Sinceramente no sé qué ocurrirá en los próximos años, aunque por lo que parece el número de nuevos proyectos será prácticamente inexistente, lo que no favorece al sector. Confío en que la situación económica de los campos empiece a estabilizarse, y seamos todos capaces de adaptarnos a nuevos modelos de crecimiento más comprometido y equilibrado.

 

Eres el responsable de uno de los campos más conocidos de España, ¿supone esto alguna “carga extra” a la hora desarrollar tu actividad profesional?

Personalmente no creo que suponga una “carga extra”. Aunque el Real Golf de Pedreña es un histórico dentro del golf español y aunque de un modo u otro siempre se está un poco más en el punto de mira que otros campos sociales, lo cierto es que mi reto profesional es siempre tener el campo en las mejores condiciones de juego posibles con los medios disponibles. Al final creo que la “carga extra” se la pone cada uno al establecer su propio nivel de exigencia.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

De momento el objetivo sigue siendo continuar con el proyecto de mejora del Real Golf de Pedreña. Actualmente trabajamos no solo en mantener el campo en perfectas condiciones, sino también en la mejora del sistema de riego y de drenajes del campo, así como en las reformas paulatinas de greens, tees y bunkers, por lo que todavía queda mucho por hacer.
 

realgolfpedreña 123