Destacado

Julián Romaguera, director general de Los Naranjos Golf Club: «El secreto de nuestro club reside en el servicio personalizado que reciben socios y clientes»

Julián Romaguera es Bachelor in Business Management & Administration por la Webber International University así como Master’s degree in golf management. Tras ejercer como responsable de ventas de golf y tenis en una tienda de deportes especializada de España, en 2011 dio el salto a Asia, en donde trabajó en Kindergolf Pte y en una agencia de marketing & publicidad en Singapur así como en Blue Canyon Country Club de Tailandia y Sofitel Angkor Phokeethra Golf & Country Club de Camboya. En 2015 fichó por la cadena hotelera española Bahia Principe para liderar el proyecto de golf en México y recientemente se ha incorporado a Los Naranjos Golf Club como nuevo director general.
Foto cortesía de Golf Circus

 


 

¿Qué te motivó a entrar en la industria del golf?

Lo cierto es que no tenía ningún referente familiar que jugara, mi padre me regaló por mi decimoprimer cumpleaños un mini juego de palos que le dieron a él y sentí la curiosidad de probar. Pienso que todo lo que vino después fue casi “amor a primera vista”… el lugar donde se juega, los amigos que hice y lo bonito de jugar y competir hicieron el resto. Hoy en día tengo varios familiares y amigos en el mundo del golf.

 

En tu opinión, ¿cuáles serían las principales diferencias entre la teoría norteamericana del golf (la de tu etapa universitaria) y la realidad del día a día?

Coincido en la opinión de mi compañero Rafael Vera a golfindustria.es cuando menciona la férrea competitividad de los campos por ofrecer un mejor servicio que el vecino, no es raro encontrarse un club en que te limpien los palos tras jugar o incluso te cambien los tacos de los zapatos, por ejemplo. También es cierto que hay un sistema social establecido de propinas que incentivan el buen trabajo en los campos.

Otra cosa que me llamó la atención es la importancia en la labor del profesional de club, no sólo como profesor de golf, sino como relaciones públicas y apoyo a la gerencia en tareas como la organización de torneos de golf o incluso de mantenimiento, pienso que los profesionales pueden jugar un papel fundamental en los campos de golf y que aún no estamos aprovechando el servicio al campo que nos pueden ofrecer gestionados de la manera correcta.

 

¿Has desarrollado actividad profesional en clubs de golf de Tailandia, Camboya y Mexico, ¿qué destacarías de la experiencia en estos países?

Fundamentalmente la incalculable experiencia vital que he adquirido. Cada proyecto ha tenido un marco cultural y socieconómico diferente y eso me ha permitido ser más resolutivo en todas las facetas de mi vida. En Tailandia empecé en un proyecto que había cosechado anteriormente grandes éxitos y la responsabilidad de devolverlo al lugar que merecía fue una responsabilidad desde muy joven que tuve que aprender a asumir. De Camboya destacaría la necesidad de tener que formar a todas las personas que entraban en el club en su puesto, en la mayoría de casos incluso en lo que es el golf y finalmente en México fue ponerme al frente de un club.

 

Acabas de incorporarte a Los Naranjos Golf Club, ¿cómo ha sido el aterrizaje?

La bienvenida que he recibido por parte de la propiedad, del club y de sus socios ha sido fantástica a todos los niveles, todos están contribuyendo a que mi adaptación al club sea lo más rápida posible. En poco tiempo he podido identificar un gran equipo al que estoy deseando apoyar al crecimiento del club.

 

¿Cómo enfocarás tu actividad diaria en la gestión del club?

Estos primeros días he tenido que permanecer más tiempo en la oficina del que normalmente me gustaría para así acelerar mi adaptación al club, pero en términos generales me gusta dar una vuelta por las instalaciones por las mañanas para identificar sobre el terreno en qué podemos proporcionar un mejor servicio y qué áreas del campo podemos mejorar, a mi entender, la experiencia en un club de golf empieza desde el momento en el que se cruza la puerta del parking y tenemos que conseguir que todos nuestros clientes nos recuerden con positivismo independientemente de cómo hayan jugado.

 

¿Cuál sería el perfil del “socio/jugador tipo” de Los Naranjos Golf Club?

Nuestra estructura de socios así como nuestro cliente habitual procede generalmente de los países nórdicos aunque damos la bienvenida durante el verano también a un buen número de clientes españoles procedentes del interior o del norte, suelen ser en términos generales parejas o familias de hándicap medio.

 

Tu club está orientado al cliente extranjero, especialmente a los jugadores de golf europeos, ¿qué les ofrecéis para que repitan la experiencia?

Además de ofrecer un campo diseñado por Robert Trent Jones en unas condiciones envidiables, diría que el secreto de nuestro club reside en el servicio personalizado que recibe el socio y cliente de Los Naranjos. Tenemos con frecuencia clientes que entran en nuestra oficina de administración a saludar y traer dulces y caramelos de sus países, lo que indica el fuerte aprecio que tienen por el campo y la gente que trabaja en este club. Sienten Los Naranjos como su casa y el lugar al que siempre quieren regresar.

 

Uno de los problemas más acuciantes de los clubs sociales de golf de nuestro país es la falta de nuevos socios, nuevos jugadores ocasionales, etc. ¿Qué hacéis en Los Naranjos Golf Club para tratar de crear nuevos golfistas?

En Los Naranjos se mantiene por el momento un férreo control sobre el número de socios que tenemos ya que pretendemos también dar oportunidad durante el año a jugadores ocasionales, que atraemos a través de nuestra presencia en ferias por Europa, un buen trabajo de marketing online y a través de la touroperación.

 

¿Qué le recomendarías a un recién licenciado que esté pensando en dedicarse a la gestión de clubs de golf?

Que invierta mucho tiempo en escuchar a otros directores y profesionales de la industria del golf. Existe la tendencia a pensar que un director de golf o director general de un complejo sólo debe conocer todos los trabajos que se realizan desde una oficina, y no es sólo eso, aconsejaría empaparse de conocimientos de otras áreas como la agronomía o maquinaria para campos de golf por ejemplo, no se trata de ser un experto en estas áreas, pero tener buenos conocimientos hace que el trabajo de un líder en campos de golf sea más completo.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

A corto plazo quiero entender a la perfección la tradición de nuestro club y crear un equipo mas unido que nos permita afrontar los múltiples proyectos que vendrán en los próximos años. Y a medio plazo es un reto para mí hacer de Los Naranjos Golf Club uno de los mejores clubs de España en todos los aspectos, como equipo y como campo tenemos todos los factores a favor para conseguirlo.