Destacado

La ampliación del tratamiento terciario de la EDAR del Guadalhorce generará quince hectómetros cúbicos anuales adicionales que beneficiarán a varios campos de golf malagueños

La estación depuradora de aguas residuales del Guadalhorce, construida en 1999 y posteriormente mejorada para eliminar olores reforzando el secado de lodos con procesos térmicos y mecánicos, es actualmente un modelo de economía circular por la generación de biogás y otros proyectos para reaprovechar componentes químicos.

Ahora, la EDAR se verá completada con la ampliación del tratamiento terciario de la planta para generar quince hectómetros cúbicos adicionales anuales que se destinarán principlamente a agricultura y campos de golf.

Uno de los objetivos del proyecto es variar el punto de vertido terciario para recargar los acuíferos del río Campanillas, afluente del Guadalhorce, en el entorno del azud de Aljaima. La recarga de acuíferos, que en este caso será de veinte mil metros cúbicos diarios de aguas regeneradas, mejora el medio ambiente y puede suponer una dilución indirecta con futuros recursos potables.
 

 
El proyecto no sólo estipula la ampliación de la depuradora y la modificación del punto de vertido, también incorpora las canalizaciones necesarias para llevar estos riegos al Bajo Guadalhorce, intervención que se incorpora en el cuarto decreto de sequía promovido por la Consejería de Agricultura y Agua de la Junta de Andalucía.

El pliego de condiciones técnicas que sirve de base para la redacción indica que la línea propuesta se compondrá de filtros de disco y desinfección por ultravioleta con todos los elementos e instalaciones complementarias necesarias así como sistemas de bombeo de agua regenerada hasta los diferentes puntos de consumo, conducción principal desde la EDAR de Guadalhorce, ramales de distribución hasta cada una de las zonas, obras de reposición de todos los servicios afectados, y puntos de suministro.

Este proyecto, también en el ámbito de la Gran Málaga, se suma a los nueve hectómetros cúbicos anuales que se aportan desde el Peñón del Cuervo al sistema de riegos de la Axarquía, conectando la depuradora malagueña con la de Rincón de la Victoria.