Destacado

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca amplía su área de actuación a toda la Comunidad Valenciana

Desde el pasado mes de enero, la Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca ha ampliado su ámbito de actuación, pasando de provincial a autonómico con el objetivo de vertebrar, compartir experiencias y optimizar las acciones promocionales referentes al turismo de golf. De esta manera, su nueva denominación es ‘Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunidad Valenciana'(ACGCBCV).

Los tres primeros campos en asociarse han sido el Club de Campo del Mediterráneo (emblemático campo de Sergio García), el Parador de El Saler (una de las joyas del golf en España diseñado por el gran Javier Arana) y el club de golf El Bosque (obra del legendario diseñador americano Robert Trent Jones Sr.), tres auténticos pesos pesados del golf en la Comunidad Valenciana que han apostado sin dudarlo por este proyecto uniéndose a los dieciséis campos de la Costa Blanca y veinticuatro hoteles colaboradores que ya formaban parte de la ACGCBCV.

El objetivo a partir de ahora será la promoción del golf en la Costa Blanca y el conjunto de la Comunidad Valenciana, aprovechando toda la experiencia y conocimientos adquiridos a lo largo de estos años, con el propósito de unir y cohesionar a todo el sector del golf con el firme convencimiento de que trabajando juntos se logran mayores metas.

Por otro ladoel pasado martes 13 de febrero se firmó en el Palacio de la Diputación Provincial de Alicante un convenio de colaboración entre la Federación Valenciana de Golf (FGCV) representada por su presidente, Andrés Torrubia, y la Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunidad Valenciana (ACGCBCV), representada por su homólogo Salvador Lucas.

El convenio está basado en una colaboración mutua por medio de la cual la Federación Valenciana de Golf apoyará a los campos de golf en su labor de promoción nacional e internacional del destino, mientras que la Asociación de Campos generará nuevos jugadores de golf en la Comunidad Valenciana, lo que supone más ingresos por licencias federativas y más ingresos para los campos en forma de greenfees. Por tanto, un acuerdo es beneficioso para todas las partes involucradas y, en definitiva, muy bueno para el sector del golf.