Destacado

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunidad Valenciana promociona el destino en la International Golf Travel Market 2023 de Lisboa

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunidad Valenciana (ACGCBCV) se encuentra en Lisboa hasta el 19 de octubre promocionando la Costa Blanca y la Comunidad Valenciana como destino de golf de referencia internacional en la feria International Golf Travel Market (IGTM) de la mano y en colaboración con Turismo Comunitat Valenciana y el Patronato de Turismo de la Costa Blanca.

La ACGCBCV continua con su ambicioso plan de acciones de promoción exterior del destino, suponiendo esta feria una de las últimas acciones del año. IGTM es el principal certamen mundial del sector del turismo de golf, que cada año tiene su sede en un destino diferente y que reúne a los principales touroperadores especializados en golf con las empresas asistentes de los diferentes destinos.
 

 
La IGTM se celebra desde 1998 y suelen participar unos quinientos expositores y unos trescientos cincuenta touroperadores, reuniendo a más de mil profesionales de la industria del turismo de golf de más de cuarenta países. Para esta edición, la ACGCBCV cuenta con una participación de cinco campos de golf (Mediterráneo, Font del Llop, La Galiana, Meliá Villaitana y El Saler) y otros siete hoteles (Parador el Saler, La Galiana, Meliá Villaitana, Ona Aldea del Mar, Ona Ogisaka, Magic Villa Venecia y Magic Villaluz).

Además de la anterior representación, la ACGCBCV dispone de un stand compartido con Turisme Comunitat Valenciana en representación general de todo el destino y donde se han cerrado citas durante las tres jornadas habilitadas (martes, miércoles y jueves) para difundir los puntos fuertes del destino que cuenta con treinta campos de golf, una extensa planta hotelera de gran calidad y una amplia y variada oferta de ocio complementario.

El golf es uno de los elementos más desestacionalizadores del turismo, generando medio millón de pernoctaciones anuales en los hoteles de la Comunidad Valenciana, un impacto económico anual de casi setecientsos cincuenta millones de euros y más de nueve mil empleos al año.