Destacado

La Asociación de Empresarios de Golf de la Región de Murcia y el Instituto de Turismo de la Región de Murcia promocionan el destino de golf en la IGTM 2021

La Región de Murcia muestra su potencial como destino de golf privilegiado en la International Golf Travel Market (IGTM) que se celebra esta semana en Gales, en el Celtic Manor Resort, sede de la Ryder Cup 2010. La delegación regional, compuesta por representantes del Instituto de Turismo de la Región de Murcia (ITREM) y de la Asociación de Empresarios de Golf de la Región de Murcia (AEGOLF RM), contempla llevar a cabo más de treinta encuentros con turoperadores, medios de comunicación especializados y plataformas digitales.

«La presencia en este encuentro supone una gran oportunidad para tomar el pulso de los mercados y presentar las excelencias de la Región de Murcia como destino de confianza para la práctica de esta actividad durante todo el año, ofreciendo una percepción de destino puntero y con una diversidad de oferta complementaria casi ilimitada. Este segmento es un revulsivo para consolidar la reactivación del turismo y de la economía, generar empleo y fidelizar a los visitantes», indica Juan Francisco Martínez, director del ITREM.

La Comunidad, junto a AEGOLF, ha invertido un cuarto de millón de euros en el Plan para la Reactivación del Sector de Golf, que incluye una campaña de comunicación, acuerdos con turoperadores nacionales e internacionales, acciones de marketing digital, viajes de familiarización y torneos a lo largo de todo este año.

En los últimos diez años, la Región de Murcia ha registrado el mayor crecimiento de campos de golf de toda España, pasando de cuatro campos en 2003 a veintidós en la actualidad. Además, la Costa Cálida destaca por disponer de cuatro zonas de golf diferenciadas (Mar Menor, La Manga, Murcia City Golf y Águilas Golf Destination) con complejos, resorts e infraestructuras deportivas de alta calidad, una climatología única y una amplia oferta complementaria.

En 2019, la Región recibió 165.000 turistas que viajaron para practicar golf y originaron dos millones de pernoctaciones, un 2 % más que en 2018. Esta actividad generó un gasto directo que se situó en torno a los doscientos sesenta y cinco millones de euros, lo que supone un 8,1 % del gasto total asociado al sector turístico regional.