Noticias destacadas

La Caminera Golf & Spa Resort, premiado en los World Luxury Hotel Awards como mejor ‘Luxury Wellness Spa’ de España

El hotel La Caminera Club de Campo, propiedad del grupo Sallés Hotels, ha sido galardonado en la categoría de mejor ‘Luxury Wellness Spa’ de España en la última edición de los World Luxury Hotel Awards, celebrada el pasado sábado en Laponia. En sus más de mil hectáreas de terreno, el complejo alberga un hotel de cinco estrellas con sesenta y una habitaciones, un campo de golf de dieciocho hoyos, un pabellón de caza, aeródromo privado, un restaurante de cocina de autor dirigido por el estrella Michelin Javier Aranda y un spa de ochocientos metros cuadrados dedicado al aceite de oliva.

Por sus completas y cuidadas instalaciones –desde las que se divisan los magníficos olivos que crecen en la finca– y por la singularidad de sus tratamientos –entre los que destaca el Olive Oil Spa Sommelier, con diferentes AOVE de elaboración propia–, el spa de La Caminera acaba de ser reconocido con el premio al mejor ‘Luxury Wellness Spa’ de España en los World Luxury Hotel Awards, unos galardones que reconocen a los mejores hoteles del mundo en distintas categorías y que los erigen como establecimientos de destino en sí mismos.

El anuncio de los ganadores –seleccionados por votación pública on line– se produjo el sábado 12 de octubre durante un evento deslumbrante celebrado en el Arctic TreeHouse Hotel, en Laponia. En él, la organización destacó que «los viajes de lujo se mueven en la dirección de experiencias genuinas y de alta calidad», donde adquieren valor la sostenibilidad y la integración con la naturaleza, la gastronomía de autor con productos de kilómetro cero, el cuidado en los detalles, el servicio personalizado y la posibilidad de realizar actividades al aire libre «que dejan recuerdos permanentes».

Situado a poco más de dos horas de Madrid, en el término municipal de Torrenueva (Ciudad Real), La Caminera Club de Campo está concebido como un auténtico remanso de tranquilidad en el que refugiarse del estrés urbano. Se encuentra en un promontorio desde el que se divisa el paisaje manchego, plagado de olivares y tierras de labranza, y su germen fue un antiguo cortijo, hoy completamente reformado y ampliado hasta convertirse en un moderno hotel con categoría de cinco estrellas.