Destacado

La Confederación de Profesionales de Golf reconoce a Marta Figueras-Dotti y a Eduardo Celles por su labor en el mundo del golf

La Asociación de Profesionales de Golf de España celebra con entusiasmo que la Confederación de Profesionales de Golf haya reconocido el trabajo de dos de sus asociados, Eduardo Celles y Marta Figueras-Dotti, que pone al golf español en el más alto nivel de la enseñanza y el coaching.

Eduardo Celles, director de la Escuela de Golf Celles en Bilbao y coach de Jon Rahm entre otros grandes profesionales, y Marta Figueras-Dotti, presidenta del Ladies European Tour, han recibido sendos reconocimientos a su trabajo en apoyo, trabajo y promoción del deporte del golf por parte de la Confederación de Profesionales de Golf (CPG), entidad que agrupa más de cuarenta PGA’s nacionales del mundo.

«Tanto a nivel personal, profesional y como compañeros de la asociación estamos muy emocionados de que dos compañeros reciban este reconocimiento. Tanto Marta como Eduardo son dos grandes referentes y tenemos una alegría inmensa. Para la PGA significa muchísimo que dos PGA’s íntegros hayan sido reconocidos nada menos que por las 43 PGA’s de todo el mundo que componen la CPG. Es un orgullo para todos nosotros y les damos la enhorabuena de corazón», declara Ander Martínez, presidente de la PGA de España.
 

 
Marta Figueras-Dotti ha sido galardonada con la Christer Limdberg Bowl por su contribución al golf, una sorpresa inesperada.

«Estoy sorprendida y, por supuesto, súper agradecida. Es un reconocimiento a todo el trabajo hacemos en la sombra, con mucha ilusión y a veces poco visible; todo ese tiempo que se invierte de manera altruista y que haces por amor a este maravilloso deporte», indica Figueras-Dotti.

«Pepito Gallardo fue mi referente desde los doce años, y en mi etapa de jugadora a él le debo todo lo que soy. Con Carlos Celles y Jesús Arruti coincidí ya en mi etapa de entrenadora y también aprendí mucho de ellos. Siempre me quedaré con una frase que se me quedó grabada y que he hecho de ella mi ‘leitmotiv’: “Todo lo que le digas a un jugador se le puede olvidar (como subir el palo, cómo bajarlo, cómo moverse…), pero lo que nunca olvidará es cómo le haces sentir”. Es una filosofía de vida que he llevado a todas las facetas de mi vida y que me ha ayudado a llegar donde estoy ahora», comenta Marta recordando a los profesores y maestros que han forjado su vida.

«Con estos reconocimientos se demuestra que España está a un muy alto nivel en la enseñanza de golf en Europa y en el mundo. Se está haciendo un gran trabajo a nivel de clubs y de golf de base, que es el futuro del golf. Es verdad que todo siempre es mejorable, pero contamos con dos factores a nuestro favor: la climatología y el número de campos de golf. Esto es una gran inyección de moral, de ilusión, de saber que estás haciendo bien las cosas y así apartar a todo el que no te valora y seguir cumpliendo sueños», añade.
 

 
Por su parte, Eduardo Celles ha recibido el John Jacobs Award for Teaching & Coaching, galardón que premia la labor de toda una vida dedicada a la enseñanza y como el mejor profesor y entrenador PGA de Europa.

«Para mí ha sido un enorme sorpresa recibir este galardón. Lo primero que me ha venido a mente ha sido la figura de mi padre, Carlos, quien falleció el mes de marzo pasado. Este es un reconocimiento no sólo para mí sino para todos aquellos que a lo largo de mi vida han hecho de mí lo que ahora soy: mi padre Carlos que me enseñó los fundamentos de este deporte, John Jacobs, Jesús Arruti, también recientemente fallecido, y quien fue quien nos daba los títulos de Asistentes y Maestros. Quiero también mencionar a la PGA de España que siempre ha traído a los congresos y seminarios a los mejores profesores y entrenadores del mundo. Y también para todos mis compañeros de la PGA, donde seguimos trabajando en favor del golf», expresa Celles, quien recuerda emocionado cómo empezó todo.

«Todas aquellas bolas recogidas en el barro cuando empezaba hasta llegar a crear mi propia Escuela –que cumple ya veinticinco años-, todos los sacrificios familiares, todo el trabajo con mis alumnos, no sólo Jon Rahm, Javier Sainz o Harang Lee; y todos los niños y jóvenes que trabajan con ilusión cada día y que quieren seguir el ejemplo de los grandes profesionales. Este premio también es para ellos, para que –como yo- nunca pierdan la ilusión y trabajen por conseguir cumplir sus sueños», añade.

«De todos ellos he aprendido mucho y, si tuviera que explicar lo que he aprendido de ellos, me definiría como un profesor que se amolda a cada alumno, y le da a cada uno lo que necesita», finaliza Celles.