Noticias destacadas

La Consellería de Sanitat Universal i Salut Pública de la Comunidad Valenciana revisará el cierre de los campos de golf levantinos tras conocer la realidad del sector por parte de la ACGCBCV y la FGCV

El pasado viernes 12 de febrero tuvo lugar una reunión en la sede de la Consellería de Sanitat Universal i Salut Pública entre Ana Barceló, consellera de Sanitat, y Jaime Peris, su jefe de gabinete, con los representantes del sector del golf en la Comunidad Valenciana: Salvador Lucas, presidente de la Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunidad Valenciana (ACGCBCV), Guillermo Jiménez, vicepresidente de la Federación de Golf de la Comunidad Valenciana (FGCV), Raúl Gómez, secretario General de la FGCV, y Ángel Llopes, secretario general de la ACGCBCV.

El motivo de la reunión fue el cierre de los campos de golf de la Comunidad Valenciana desde el pasado 21 de enero, decisión que está suponiendo un drama para el sector cuyos deportistas se ven obligados a desplazarse a las Comunidades Autónomas limítrofes donde los campos de golf permanecen abiertos. Por esta razón, ambas organizaciones territoriales han recibido el apoyo incondicional de la Asociación Española de Campos de Golf (AECG) y de la Real Federación Española de Golf (RFEG), entidades que firmaron un escrito junto con la FGCV y ACGCBCV solicitando a las autoridades autonómicas la búsqueda urgente de una solución.

Durante la reunión, los representantes del golf de la Comunidad Valenciana expusieron que el golf es un deporte es totalmente seguro que se practica en espacios naturales y al aire libre, sin ningún contacto físico, sin público, en reducidísimos grupos y con enormes distancias de seguridad. El golf se practica desde muy temprana hasta avanzada edad y se ha declarado cardiosaludable y muy beneficioso tanto física como psíquicamente, especialmente para el colectivo más vulnerable como son nuestros mayores, que encuentran en el golf una de las pocas actividades físicas que poder practicar con la tranquilidad de no estar expuestos al COVID-19.

Económicamente, este cierre forzoso está generando un verdadero desastre ya que un campo de golf trabaja con componentes vivos como el césped, su fauna y flora, que se han de seguir manteniéndose, esté la actividad abierta o cerrada, estando en juego casi diez mil puestos de trabajo y con casi setecientos cincuenta millones de euros de impacto económico anual.

La consellera de Sanitat escuchó todos estos argumentos y explicó la dificilísima situación sanitaria en la que se encuentra en la actualidad la Comunidad Valenciana, con unas cifras de muertos, contagios y saturación de hospitales muy elevadas que aconsejan la máxima prudencia respecto a ir liberando restricciones. Pese a ello, se comprometió a revisar el caso genérico de todas las actividades deportivas que se practiquen al aire libre, sin necesidad de usar una edificación, con un máximo de dos personas, sin ningún contacto físico y sin público.

Desde el sector hay esperanzas de alcanzar una rápida solución dado que todos coincidieron en los importantísimos beneficios que el ejercicio físico aporta a la salud, ahora más que nunca, y parece claro que cumpliendo todas estas condiciones el riesgo sanitario es prácticamente nulo. La semana que viene se valorará la situación de todas estas actividades, esperando que pueda alcanzarse una solución satisfactoria que permita hacer ejercicio de manera saludable y 100 % segura.