Destacado

La gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Manilva autoriza la rehabilitación de la casa club del Club de Golf La Duquesa

Hace un tiempo, la empresa Iberus Capital Investment Group inició los trámites ante la gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Manilva para obtener licencia para el proyecto básico de rehabilitación de la casa club del Club de Golf La Duquesa, recorrido de dieciocho diseñado por Robert Trent Jones e inaugurado en 1986.

Tras la presentación de la documentación exigida, y después de que los técnicos municipales hayan emitido el informe técnico preceptivo, así como el documento favorable por parte del Consorcio Provincial de Bomberos, se acuerda por parte del Ayuntamiento otorgar licencia para que se puedan iniciar los trabajos en una zona turística que siempre tuvo un gran impacto tanto social como económico en la localidad y que en los últimos tiempos se había ido deteriorando.
 

 
«Se trata de una muy buena noticia. Espero que estos trabajos que se van a realizar para remozar este edificio sirvan también para que abra la posibilidad de poner en valor todo el complejo en su conjunto, lo que redundaría en la economía y el aspecto laboral de los vecinos de la localidad, además del apartado turístico», apunta José Manuel Fernández, alcalde de la localidad y delegado de Urbanismo.

El Club de Golf La Duquesa ofrece un recorrido muy variado gracias, en parte, a la gran extensión de sus calles. A lo largo de su recorrido se han plantado varios cientos de olivos que aportan un toque aún más Mediterráneo, aspecto que se suma a unos roughs algo complicados, a un marcado viento de Poniente y los numerosos bunkers ubicados junto a los greens.

El campo tiene dos partes bien diferenciadas contando con nueve primeros hoyos de estilo inglés con calles más estrechas y greens elevados, destacando el hoyo 4 por sus espectacualres vistas. Los segundos nueve son algo más fáciles de jugar aunque los greens presentan algunas dificultades que no tienen las calles. El hoyo 17 es el más característico de esta vuelta, un par 3 cuyo tee está situado en alto a modo de balcón con vistas al mar en el que casi no existe calle.