Noticias destacadas

‘La influencia de la quiebra de Thomas Cook en los destinos golfísticos españoles’, por Marc Tarragó Freixa

Ayer lunes, el turoperador británico Thomas Cook (el más antiguo y el segundo mayor del mundo) se declaró en concurso de acreedores tras fracasar las negociaciones que llevó a cabo con su principal accionista y con sus acreedores con el fin de conseguir una inyección de capital que le permitiese seguir operando.

La delicada situación financiera de Thomas Cook era conocida en el sector y había provocado que diversos operadores con los que trabajaba solicitaran pagos por adelantado o garantías adicionales, a lo que podemos sumar el retraso de los consumidores en reservar vacaciones para este verano debido al incierto desenlace del Brexit, la depreciación de la libra, la renqueante marcha de la economía europea y el auge de la contratación directa a través de internet… un cóctel ha provocado la caída del gigante touroperador.

La quiebra de Thomas Cook supone un golpe muy importante para el sector turístico español y por ello el ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha organizado una reunión de urgencia con las Comunidades Autónomas y los representantes del sector turístico para coordinar las medidas a tomar.

España era uno de los principales destinos de los clientes de Thomas Cook, un agente que aportaba siete millones de turistas cada año que suponían un 9 % de los visitan nuestro país teniendo como principales destinos las islas Baleares, islas Canarias y la Costa del Sol.

Algo más de un millón de turistas juegan anualmente al golf en nuestro país, siendo los británicos el grupo más numeroso con casi un 40 % del total. Los principales destinos de esos golfistas son, he aquí la importancia de la quiebra de Thomas Cook, las islas Baleares, islas Canarias y la Costa del Sol.

A priori, el destino más complicado se prevé en las islas Canarias ya que van a iniciar su temporada dándola prácticaemnte por terminada, si bien las islas Baleares y la Costa del Sol lo van a sufrir en las próximas semanas y meses.

Ante la debacle que se avecina, y atendiendo a las diversas tipología de los clubs de golf referente al origen de sus principales clientes e ingresos, se debería preparar un plan de contingencias (económico-financieras y laborales) y buscar soluciones imaginativas para evitar la caída en picada de usuarios.
 

Marc Tarragó Freixa es jugador profesional de golf y licenciado en Derecho.