Destacado

La Junta de Andalucía deniega el permiso para la instalación de un chiringuito con sótano de hormigón en la playa de Guadalmina

La Junta de Andalucía ha denegado la solicitud de concesión para un establecimiento expendedor de comidas y bebidas en la playa de Guadalmina de San Pedro Alcántara. El proyecto planteaba un chiringuito de hormigón con sótano, que fue denunciado por Ecologistas Malaka y también por el Real Club de Golf Guadalmina, entidades que presentaron alegaciones.

La empresa peticionaria solicitó permiso para una ocupación de trescientos metros cuadrados con sótano de hormigón en la desembocadura del río Guadalmina en la zona colindante con el hoyo 11 del campo Sur del Real Club de Golf Guadalmina.

Entre los argumentos para rechazar el proyecto, la Junta señala ahora que la zona en la que se iba a construir el chiringuito es «especialmente sensible». Se trata, señala, de un «tramo de playa natural y de especial conservación» por lo que no pueden instalarse «ocupaciones de las dimensiones solicitadas».
 

 
«Es una zona regresiva y estrecha y sometida a continuos cambios donde confluyen influencias tanto fluviales como marinas, lo que provoca la inestabilidad de la misma», añade la resolución.

Además, la Junta considera que la empresa no ha argumentado la «existencia de razones de interés público de suficiente calado» como para justificar la concesión. Tampoco existían en el lugar dotaciones municipales como accesos o caminos, redes de abastecimiento para suministro eléctrico ni de agua y ni una red de alcantarillado.

En la misma resolución, la administración autonómica explica que el Reglamento de Costas prohíbe ejecutar sótanos como el que estaba previsto. Igualmente recuerda que los chiringuitos no podrán exceder de setenta metros cuadrados en una sola planta y sin sótano, de los cuales como máximo veinte podrán destinarse a instalación cerrada. Estas instalaciones, además, deben ser de temporada y desmontables en todos sus elementos.