Destacado

La Junta de Andalucía emite una calificación desfavorable de la Declaración Ambiental Estratégica y condiciona la viabilidad del proyecto Següesal Barbate

La Junta de Andalucía ha comunicado a los promotores de Següesal Barbate, un proyecto que engloba tres hoteles de cuatro y cinco estrellas, algo más de seiscientos apartamentos turísticos y unas cuatrocientas cincuenta viviendas nuevas así como un campo de golf de dieciocho hoyos, la calificación de desfavorable de la Declaración Ambiental Estratégica. Esta DEA desfavorable condiciona la aprobación definitiva del proyecto a la realización de una serie de aclaraciones y está siendo analizada por sus promotores con el objetivo de tomar una determinación sobre la viabilidad futura del proyecto.

Según indica la empresa promotora, Bogaris Barbate SL, esta DEA ratifica que Següesal Barbate se encuentra fuera del Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate, afirmándose en que “conforme a lo dispuesto en el vigente Decreto 192/2005, de 6 de septiembre, por el que se aprueban el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate, se comprueba que la zona afectada por la Revisión Parcial se encuentra fuera de los límites del Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate”.

Asimismo, y por lo que se refiere a la suficiencia de los recursos hídricos, el informe sectorial emitido por el Servicio de D.P.H. y Calidad de Aguas de la Delegación Territorial de Consejería de Agricultura, Agua, Pesca y Desarrollo Rural en Cádiz concluye “en sentido favorable la afección a D.P.H. y zonas inundables, la disponibilidad de recursos hídricos, el ciclo integral del agua (abastecimiento, saneamiento y depuración), así como el estudio económico -financiero relacionado”. El riego del campo de golf previsto se prevé realizar al 100 % con aguas reutilizadas de la depuradora de Vejer de la Frontera.
 

 
De igual manera, los promotores recalcan la desestimación de las alegaciones presentadas por Ecologistas en Acción al proceso de información pública.

Del mismo modo, Bogaris Barbate, sostiene que estos principales elementos de crítica al proyecto son desestimados por Medio Ambiente y que la DEA manifiesta su posición inicialmente desfavorable en base, fundamentalmente, a las posibles afecciones a especies del catálogo andaluz y, en concreto, a dos especies de flora vulnerable (Silene stockenii y Odontites foliosus) que han sido localizadas en el ámbito de desarrollo del proyecto, a la conectividad ecológica y a posibles afecciones a Hábitats de Interés Comunitario ajenos al parque natural.

En relación a la conectividad ecológica, los promotores recuerdan que ya se llevaron a cabo mejoras sustanciales en el proyecto a requerimiento de la antigua Consejería Medio Ambiente y, como consecuencia de ello, entre otros aspectos que se tuvieron en cuenta, se emitió resolución favorable de Autorización Ambiental Unificada, todavía hoy vigente.

A lo largo de las próximas semanas, los promotores de Següesal Barbate analizarán la viabilidad futura del proyecto en base a esta nueva situación y plantearán las soluciones que sean oportunas. Següesal Barbate lamenta el retraso que esta decisión supone para un proyecto de futuro para Cádiz y su provincia, proyecto que, además, acumula una tramitación administrativa de más de diez años con reiterados pronunciamientos favorables de todas las instituciones y administraciones. Este nuevo retraso en la tramitación implicará, a su vez, un retraso en la ejecución de actuaciones previstas en el desarrollo del proyecto declarado de Interés Turístico.