Destacado

La mejoría económica lleva a La Galiana Golf a planificar ya el hotel

Valle Galiana Golf, la empresa que gestiona el campo de golf de Carcaixent ya trabaja en el diseño del hotel que prevé construir en este enclave y que coronará la parcela de cuatrocientas hectáreas del valle donde se ubica el recinto deportivo.

Será un hotel de unas cuarenta habitaciones y lo gestionará directamente la empresa, que no prevé acudir a ninguna cadena hotelera y que tendrá cuatro estrellas. Con ello, la propietaria del campo, cuyo máximo accionista es Carmelo Ezpeleta, gerente de Dorna Sports, completará la oferta del golf y podrá dar alojamiento a los usuarios del campo y vender más fácilmente los paquetes del golf a través de touroperadores. Para la viabilidad del negocio es necesario alojar a los jugadores en un hotel de cierto nivel, de los que no hay en la Ribera y que les obliga en muchos casos a irse a Valencia, aseguran desde la empresa.

Una vez esté completado el diseño del hotel que, según apuntan, se integrará perfectamente en el entorno y no será una mole de cemento en mitad del valle, comenzará el proceso de solicitud de permisos. El objetivo es que esté concluido en dos años. Desde sus inicios, el campo de golf tiene prevista la construcción del hotel, aunque los problemas económicos derivados de la construcción y la dificultad de hacerlo viable en una coyuntura económica tan complicada paralizaron su desarrollo. Sin embargo, la mejoría económica y el hecho de que el campo de golf, abierto en febrero de 2011, empiece a consolidarse ha provocado que los dueños hayan decidido acometer esta inversión, con un coste de unos seis millones.

La empresa igualará en 2015 su cuenta de resultados tras varios años en los que ha acumulado un agujero económico que obligó a una ampliación de capital hasta los veinte millones de euros, en los que se incluye la construcción.