Destacado

La nueva concesionaria del campo municipal de golf San Roque II invertirá unos cien millones de euros en mejorar las instalaciones

Berwick Real Estate, propiedad del empresario burgalés Félix Sancho, ex-propietario del Algeciras Club de Fútbol, invertirá unos cien millones de euros en el campo de golf municipal San Roque Club II tras haber resultado adjudicataria de la licitación pública para su explotación. Así se lo han comunicado al alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, en el transcurso de una reunión mantenida por los responsables de la empresa.

Según comunicaron al alcalde en la reunión, a la que asistió la secretaria general, Ana Nuñez, la empresa se marca como objetivos invertir en la mejora sustancial del campo de golf con un nuevo diseño y con la construcción de una casa club, una calle de prácticas y de otras obligaciones que tiene el pliego.

Igualmente, Berwick Real Estate apuesta por la construcción de un hotel con una capacidad mínima de cien habitaciones y categoría mínima de cuatro estrellas aunque se trabaja para la obtención de un proyecto de cinco estrellas.
 

 
Ruiz Boix calificó de “muy importante” la inversión millonaria en el municipio de San Roque y confía que el traspaso de la gestión del campo de golf se pueda desarrollar durante este primer semestre del año. Del mismo modo, aclaró que el inicio de las nuevas inversiones van a depender mucho de la situación de la sequía y de, por tanto, de que se pueda asegurar el que exista agua suficiente para dar el desarrollo de las inversiones previstas.

En el Pleno Ordinario del mes de abril del pasado año se aprobó la propuesta con los votos a favor de toda la corporación, a excepción del voto en contra del PIVG, aceptando la renuncia del concesionario ASAHI KANKO SA y, por consiguiente, acordar la resolución del contrato de concesión administrativa del campo municipal de golf San Roque II, o The New Course, a pesar de que quedaban treinta años de vigencia.

En el pleno de noviembre se requirió al concesionario que continúe con la prestación del servicio hasta tanto el Ayuntamiento de San Roque proceda a una nueva adjudicación de la concesión. Si bien Asahi Kanko era una empresa inicialmente japonesa, desde hacía más de dos años sus propietarios eran de nacionalidad rusa y había experimentado congelación de fondos tras la invasión rusa de Ucrania, lo que había frenado las inversiones.