Destacado

La preparación del recorrido del Real Club de Golf Las Brisas para la celebración del Andalucía Costa del Sol Open de España femenino, clave en el buen desarrollo del torneo

A finales del mes pasado tuvo lugar en el marbellí Real Club de Golf Las Brisas una nueva edición del Andalucía Costa del Sol Open de España femenino, evento que marcaba el punto y final a la temporada 2023 del Ladies European Tour y, por lo tanto, de la ‘Race to Costa del Sol’.

El torneo, además de en las propias jugadoras, tuvo un destacado protagonista en la figura del recorrido, un diseño original de Robert Trent Jones Sr. actualizado hace muy pocos años por Kyle Phillips.

Cada uno de los dieciocho hoyos, todos ellos complementados en perfecta armonía por el paisajismo creado por Gerald Huggan, había sido específicamente preparado por el equipo de mantenimiento del RCG Las Brisas comandado por el experimentado head greenkeeper Rafael González-Carrascosa.
 

 
«Este evento iba a ser el primer torneo de alto nivel que Las Brisas iba a acoger desde hace más de treinta años y todo el equipo del club, tanto de gestión como de mantenimiento, estaba especialmente comprometido con su preparación», explica Rafael.

«Un mes y medio antes de la semana del torneo pusimos en marcha un plan específico de preparación de greens y tees, especialmente orientado a la ejecución de ‘verticutts’ y recebos para ir ‘cogiendo forma’ así como realizar resiembras en los tees de Agrostis. Igualmente, en calles y ‘roughs’ se realizaron principalmente reparaciones y redefinición de líneas».

«Por otro lado, con una antelación similar iniciamos un programa específico de fertilización y nutrición».
 

 
«Durante las dos semanas previas al campeonato efectuamos retoques en las plataformas de tees, en greens y collares. Estos son principalmente recebos y microverticados destinados a alcanzar la velocidad de rodada estipulada por la dirección del torneo así como la compactación adecuada».

«Ya en la última semana, con el trabajo principal ya hecho, el objetivo es que la plantilla de mantenimiento se adapte a los horarios que establece el evento, tanto en las cuatro jornadas de competición como los tres días anteriores en los que se celebran varios pro-am. Establecemos rutinas repetitivas de modo que todos tengan muy claro qué deben hacer y cuándo deben hacerlo».
 

 
«En la propia semana de competición únicamente debemos hacer ligeros ajustes diarios según los árbitros y la organzación los va solicitando».

«Para nosotros, el evento ha sido un éxito y una gran experiencia que ha dado la oportunidad a la plantilla de experimentar los requisitos, las exigencias y el ritmo de un torneo de primer nivel, algo que permite también adoptar ciertos procedimientos a nuestro día a día».

«Este trabajo lo hemos podido realizar gracias al excelente equipo de mantenimiento que tenemos en Las Brisas así como a los cinco greenkeepers voluntarios que nos acompañaron y que ayudaron especialmente en las labores de siega de greens», concluye Rafael González-Carrascosa.