Noticias destacadas

‘La primavera está a la vuelta de la esquina y es hora de empezar los aireados y recebados… ¿estás preparado?’ (Evergreen)

Igual que nosotros, el césped necesita aire para respirar. Igual que nosotros, el césped sufre cuando el suministro de aire es deficiente, o escasea. El césped enferma, no es resistente a las plagas y enfermedades, se debilita, no crece correctamente, aparecen manchas de diferentes tonalidades y colores… y eventualmente, en casos extremos, llega a morir.

Hay muchos factores que contribuyen a este estado de cosas: compactación por el pisoteo de personas y maquinaria, acumulación de colchón, acumulación de gases nocivos en el suelo, humedad excesiva, abonado excesivo, drenaje insuficiente, etc.

Por suerte, hay formas de controlar todos estos problemas. Si bien es verdad que con productos fitosanitarios podemos controlar ciertos aspectos, no hay nada mejor que darle al césped los cuidados mecánicos, los cuales ayudarán en gran manera a mantener al césped sano, reduciendo el uso de fitosanitarios al mínimo. Estos cuidados mecánicos son aireado/pinchado, escarificado, verticut y cepillado, entre otros.

El pinchado/aireado consiste en “agujerear” el terreno, ya sea con extracción de canutos de tierra, o simplemente pinchando con macizos. Esta acción consigue la liberación de gases en el suelo, oxigenación en la zona radicular, retirada de colchón, perforación de la superficie para permitir la entrada de aire y agua, y permite la incorporación de arena para mejorar la composición del suelo y la mejora del drenaje superficial.

La acumulación de colchón y materia orgánica es muy perjudicial para el césped. Priva al césped de oxígeno, no deja penetrar el agua, acumula enfermedades, crea un ambiente anaeróbico (falta de oxígeno) que es perjudicial para el crecimiento del césped. Una de las mejores formas de combatir esta situación es con programas de verticut y escarificado. Consiste en el corte vertical, con la retirada de material muerto en forma de colchón, mediante cuchillas verticales especialmente diseñadas para este propósito. Esto también corta el crecimiento lateral (estimulando nuevo crecimiento), levanta la hoja dando un mejor corte, abre la superficie del suelo lo cual permite mejor penetración de agua, aire y fertilizantes. En verticut, una política de mucha frecuencia y poca profundidad consigue mejores resultados que poca frecuencia, pero mayor profundidad.

El cepillado se efectúa de diversas formas, dependiendo del objetivo a conseguir. Se puede usar el cepillado para recoger canutos extraídos en la aireación, para este propósito se usan cepillos rotativos con recogedor, bien montados en tripleta, o versiones acoplados a tractor o utilitarios. También se usan cepillos fijos para levantar la hoja y los tallos de crecimiento lateral, así como la retirara del rocío, antes de la siega, para dar una mejor siega, aumento de velocidad de bola, e incorporar la arena de recebo.

Todas estas operaciones necesitan una planificación meticulosa, ya que queremos minimizar la interrupción del juego al mínimo posible. Por tanto, es importante tener las herramientas adecuadas para la labor, asegurar que éstas están al día de su mantenimiento, y con los accesorios consumibles (pinchos, cepillos) al día, para que se pueda hacer la labor lo más rápidamente, efectivamente, y discretamente posibles.

En Evergreen tenemos a tu disposición una amplia gama de productos para ayudarte en estas labores de mantenimiento: pinchos de extracción superior y lateral, pinchos de tungsteno, púas macizas, púas bayoneta, púas en cruz, cepillos de diversos tipos, cuchillas de verticut y escarificado (con opciones de tungsteno), esteras de coco, mallas metálicas y mucho más.

No dudes en contactarnos en el 931 760 254 o en ventas@evergreen.com.es donde nuestro equipo entusiasta te ayudará con cualquier consulta que tengas.