Destacado

La Sella Golf desarrolla dos jornadas de formación y concienciación ambiental para el personal del club y para los jugadores de su academia junior

La Sella Golf, en su avance hacia un modelo más sostenible, y en colaboración con la asociación dianense The Isjborn Collective, ONG formada por un colectivo de profesionales comprometidos con la sostenibilidad ambiental, la emergencia climática y la protección de la naturaleza, han organizado dos eventos de formación durante el mes de marzo y abril para el personal del club así como para sus jugadores más pequeños.

La primera jornada de formación se desarrolló de mano del doctor Miguel Rodilla, profesor del departamento de Ingeniería Hidráulica y Medio Ambiente de la Universidad Politécnica de Valencia e investigador del Instituto para la Gestión Integrada de Zonas Costeras (IGIC) por ayudar al staff de La Sella a ‘ver’ el proceso circular necesario para los productos con el objetivo de ser más sostenibles en su trabajo.

Algunos de los objtivos marcados en esta formación fueron:

  • Promover la sostenibilidad en el desempeño de la actividad profesional y hábitos personales.
  • Estimular y promover la sensibilización y la educación ambiental en nuestro entorno.
  • Incorporar y fomentar la ética ambiental en el desempeño de la profesión.
  • Fomentar el consumo responsable eligiendo siempre las opciones más sostenibles.
  • Reducir al máximo el uso de materiales plásticos eliminando radicalmente los de un solo uso.
  • Reducir al máximo la propia huella de carbono ayudando a compensar la emergencia climática.
  • Velar siempre por la salud ambiental de los mares y océanos fomentando el respeto y la responsabilidad en su uso.
  • Proteger el legado ambiental que dejamos a las siguientes generaciones como única garantía de futuro para la Humanidad.

 
En este sentido, La Sella Golf ha reformado totalmente su gestión agronómica y ya cuenta con una instalación de riego más moderna y eficiente, regada por agua reciclada proveniente de la depuradora de Ondara y ha procedido a lo largo de los tres últimos años al cambio de la hierba y parte del paisajismo en pro del menor uso de agua y fitosanitarios.
 

 
La segunda jornada estuvo dedicada a los más pequeños del club, los jugadores juniors de la academia a de golf, a quienes el sábado 9 de abril se les dedicó una jornada interactiva con concurso sobre el largo viaje que hace la basura, sobre todo los plásticos que desechamos, yendo a parar al mar. Los niños aportaron buenas ideas sobre qué hacer para reducir, reciclar y reusar, las tres premisas básicas fomentadas por el club.

«El concepto ‘calidad’ representa una forma de hacer las cosas en las que, fundamentalmente, predominan la preocupación por satisfacer al cliente y por mejorar procesos y resultados. Pero la calidad también ha de ser ‘calidad ambiental’ y ‘responsabilidad social’, favoreciendo nuestras mejores prácticas como trabajadores», indica Mara Bañó, representante de La Sella Golf.

«Va a ser un gran reto realizar estas jornadas y poder, poco a poco, mejorar los procesos hacia unas prácticas más sostenibles, sobre todo desde los más pequeños que tienen una enorme capacidad de interiorizar las buenas prácticas», apunta Sento Hernández, director de The Isjborn Collective.