Noticias destacadas

La tecnología Durabunker viaja a Corea del Sur tras concluir su proyecto en Norba Club de Golf

La empresa galesa Durabunker, que estará presente en el 39º Congreso Anual de la Asociación Española de Greenkeepers a través de su instalador en España Mafer Golf, completó recientemente la primera fase de una importante renovación de bunkers en The Club at Nine Bridges, en la isla Jeju en Corea del Sur, recorrido que se encontraba en preparación para el primer evento PGA Tour jugado en el país el mes pasado.

Trabajando con el vicepresidente de PGA Tour Design Services, Steve Wenzloff, y el arquitecto del campo David Dale, el diseñador original del campo de golf, el equipo de Durabunker realizó cuatro viajes al campo para dirigir y guiar el elemento de renovación del bunker del proyecto.

Durabunker es un sistema sintético de borde de bunker que garantiza la estabilidad de los bordes mientras que erradica las interminables horas de mantenimiento causadas por la erosión del borde, el lavado, la inestabilidad, la reparación, el desgaste, el riego, la contaminación de la arena y similares. Durabunker tiene una vida útil mínima de diseño de más de veinte años, habiendo sido utilizado ya en cuatro continentes, en varias sedes del PGA Tour y recientemente en España por primera vez en varios bunkers del recorrido de Norba Club de Golf.

El producto se puede adaptar para bordes de bunker de medio metros hasta bunkers mucho más grandes con profundos taludes. El bunker más alto construido hasta el momento es de casi cuatro metros. En Nine Bridges existen numerosos bunkers profundos diseñados con un estilo links, sin embargo, la esperanza de vida en estos bunkers fue solo de unos pocos años debido a problemas de estabilidad y daños causados ​​por fuertes lluvias, por lo que necesitaban una reconstrucción periódica.


 
“Estamos impresionados con Durabunker, donde sea que lo hayamos visto. Hicimos due diligence extraordinaria antes de finalizar esta decisión. La jugabilidad y el aspecto de las caras sintéticas del bunker es exactamente lo que uno esperaría de los bunkers revestidos. Teniendo en cuenta que este producto es prácticamente libre de mantenimiento, mantiene la integridad del diseño y evita la contaminación de arena, lo que me gusta mucho”, indica David Dale, diseñador del campo surcoreano de The Nine Bridges.

“Cuando en 2009 comencé a trabajar en el desarrollo del producto en mi club local, Maesteg Golf Club, era poco más que una idea que queríamos explorar. Aprendimos mucho construyendo las primeras maquetas y los bunkers de prueba iniciales, y aunque el producto tal como existe hoy en día ha evolucionado considerablemente, no podía haber imaginado que dentro de unos años nuestra compañía estaría trabajando con el PGA Tour”, indica Rhydian Lewis, director de Durabunker, co-desarrollador del producto y co-inventor de todas las patentes de diseño para el material de construcción.

“El proyecto en The Nine Bridges fue particularmente desafiante por una serie de razones, el tifón extremo y las lluvias monzónicas pueden ser muy destructivas, más de un metro de lluvia en un período de veinticuatro horas no es inusual durante estos tiempos. Los propietarios estaban especialmente interesados ​​en probar nuestro producto durante estas condiciones y contar con especialistas calificados en la construcción de suelos, así como los greenkeepers con más de quince años de experiencia en la construcción de bunkers, respaldados por un equipo de ingenieros estructurales independientes sin duda nos ayuda a proporcionar soluciones a medida en dichos entornos para complementar nuestro producto. El producto se demostró en estas condiciones y, como resultado, comenzó una importante renovación de bunkers en enero de 2017”, prosigue Rhydian.

“Ofrecemos varias opciones de instalación que incluyen tener nuestro propio equipo ofreciendo servicios contractuales completos, contratos administrados o cursos de capacitación para permitir a los greenkeepers locales llevar a cabo la instalación ‘interna’. También tenemos varios instaladores aprobados en varios países, a través de los cuales ofrecemos la instalación de Durabunker. Reconocemos que cada sitio, proyecto y entorno es único y, como tal, no recomendamos simplemente un enfoque de talla única para la instalación de nuestro producto. Más bien ofrecemos varias adaptaciones después de recopilar información clave, que en la mayoría de los casos lleva a una construcción estándar, pero ciertos proyectos pueden requerir adaptaciones en la construcción o incluso una solución a medida”, añade Lewis.

“Nuestra experiencia trabajando con arquitectos como Nicklaus Design y Gil Hanse (diseñador del campo de golf olímpico de Río) también nos permite agregar un elemento de diseño de bunker a nuestros contratos. Hemos completado una serie de proyectos mediante los cuales hemos diseñado y remodelado bunkers antes de instalar Durabunker, asegurando que la estética sea de la misma calidad que la construcción real. Este es un aspecto muy importante de cualquier proyecto de renovación de bunker, particularmente cuando se considera que Durabunker permanecerá en el suelo durante décadas y mantendrá su forma inicial y su intención de diseño durante todo ese tiempo. Por lo tanto, ofrecer un servicio de diseño con nuestro trabajo de instalación es una muy buena forma de introducir valor agregado a cada proyecto que emprendemos”, concluye Rhydian Lewis.