Reciente y destacado

Las baterías AGM, apuesta de Yamaha en sus modelos Drive2 eléctricos como alternativa a las baterías tradicionales de plomo o a la tecnología del litio

La división de Yamaha Motor Co. lleva más de sesenta años produciendo vehículos innovadores de alta calidad y tecnología, siempre cómo marca pionera en la evolución y desarrollo de sus propios motores de combustión y cuyos esfuerzos en la actualidad se enfocan también al segmento de sus coches eléctricos de golf ante la demanda del sector.

Prueba de ello es la opción de baterías AGM, una evolución de las baterías de gel que Yamaha Golf Cars ofrece actualmente en sus modelos de coches Drive2 como alternativa a las baterías tradicionales de plomo o a la tecnología del litio. Estas baterías aportan grandes ventajas como presentar el rendimiento de una batería de ácido, carecer de mantenimiento al igual que las baterías de litio y estar disponibles a un precio muy inferior.
 

 
Al ser también baterías selladas, sufren menos evaporación de gases siendo un factor muy importante en cuanto a seguridad se refiere en sitios de poca ventilación como pueden ser sótanos o garajes. Este sellado también evita fugas accidentales, algo común en las baterías tradicionales de ácido pero altamente corrosivo y peligroso.

Los puntos claves que destacan de las baterías AGM son:

  • Sin mantenimiento – Equivalente a las baterías de litio.
  • Menos afectación de la temperatura – Las baterías de litio tienden a dar problemas de temperatura a menudo durante la carga o el uso normal.
  • Más baratas que las baterías de litio – Menor coste de compra y de sustitución.
  • Funcionamiento, sustitución y almacenamiento sencillos – El uso del litio suele estar regulado y se precisan licencias de manipulación.
  • Fabricadas con materiales reciclables – Más sostenibles y con mayor respeto al medio ambiente que las baterías de litio.