Destacado

Las instalaciones de Salobre Hotel Resort & Serenity acogieron el foro anual de la aerolínea canaria Binter

La semana pasada, la aerolínea canaria Binter reunió en Salobre Hotel Resort & Serenity a periodistas especializados en conectividad aérea y aviación de Vigo, A Coruña, Asturias, Vitoria Gasteiz, Pamplona, Zaragoza, Mallorca, Madeira, Italia, Francia y Marruecos, destinos a los que la compañía vuela regularmente.

Juan Ramsden, coordinador general de Binter, abrió el programa hablando sobre la necesidad de volar frente al fenómeno surgido en los últimos años de ‘vergüenza a volar’. Tras él, David Manzanas, gerente de Binter Airlines, hizo un repaso de la evolución del sector aéreo y la proeza que supone volar, y el equipo del curso ‘Volar sin miedo’ explicó cómo consiguen ayudar a más del 90 % de las personas que lo realizan a coger un avión sin temor.
 

 
Por su parte Juan Manuel Pérez, gerente de Binter Technic, expuso los nuevos nichos de empleabilidad y las profesiones del futuro asociadas al sector, y el periodista Antonio Salazar moderó una mesa redonda en la que David Suárez (AEMET), Manuel Arrabal (ENAIRE), Álvaro Izquierdo (Binter Airlines) y Luis Gutiérrez (Canair) debatieron en torno a ‘Naturaleza, aviación y economía’.

Marta Sabin, Head of Market Strategy de ATR, disertó sobre la transición, aviones y la industria aeronáutica del mañana, mientras que Héctor Reboso, gerente de Atlantis Technology, hizo lo propio sobre los avances tecnológicos en aviación y todo lo relativo a biometría y geolocalización de equipos. Finalmente Eduardo Ortuño (ENAIRE) expuso los sistemas de aproximación del futuro y coordinó un diálogo abierto sobre las tendencias de la comunicación del sector entre el periodista especializado Javier Ortega, Isabel García, de comunicación de Aena, y Noelia Curbelo, de Binter.
 

 
Cerró la jornada Santiago Guerra, coordinador general de Binter, quien indicó que Binter ha puesto a la venta la mayor programación estival de su historia con más de seiscientos cincuenta mil asientos en más de cuarenta y cinco rutas con hasta diez países. Estos datos suponen un incremento del 12 % frente a la temporada pasada y casi triplican la capacidad operada el verano anterior a la pandemia, poniendo de manifiesto el esfuerzo que ha realizado la aerolínea en la recuperación de la conectividad aérea de Canarias, en su apuesta por consolidar su oferta de vuelos directos a destinos nacionales e internacionales.

Desde la compañía se anunció que este verano habrá refuerzos en las rutas de Ponta Delgada (PDL), la isla de Sal (SID) y Menorca (MAH), así como la continuidad de la nueva ruta estacional con Fez (FEZ) y las conexiones directas desde Madeira (FNC) con Marrakech (RAK), Fuerteventura (FUE), Lanzarote (ACE) y Tenerife Sur (TFS). El refuerzo de la ruta con Ponta Delgada permitirá ampliar la oferta de vuelos en código compartido con SATA a Nueva York (JFK), Boston (BOS) y Toronto (YYZ). En el periodo pico de la temporada, Binter operará hasta doscientos veinte vuelos semanales fuera de las islas.