Noticias destacadas

Los abonados se revuelven contra los cambios en el campo de golf de Meis

Hace tres años, el campo de golf de Monte Castrove, en Meis, estuvo a un solo paso de naufragar. Las deudas -solo el dinero pendiente de pago a los comuneros de Silván ascendía a 175.000 euros- y una errática gestión llevaron al patronato a contratar a un gerente profesional, Miguel Ángel Garriga, para evitar la quiebra de unas instalaciones que habían perdido prácticamente a la mitad de sus socios. Ahora, los cambios que anuncia su nuevo presidente, el concejal socialista José Ramón Vidal, vuelven a sacudir las bases del campo, que no son otras que su millar de abonados.
 

Lee la noticia completa aquí.