Noticias destacadas

Los beneficios de la gestión del ritmo de juego de Tagmarshal ya se notan en el Real Club de Golf Sotogrande y en Alcanada Golf

Cuatro de los mejores campos de golf que figuran en la lista de muchos golfistas que visitan España y Portugal, Real Club de Golf Sotogrande, Alcanada Golf, Praia D’el Rey y West Cliffs, han adoptado el sistema de gestión de campos de golf Tagmarshal, líder en el mercado, que mejora la experiencia de golf para el jugador mientras se beneficia de una eficiencia optimizada en el campo, lo que resulta en ahorros de costes e ingresos adicionales.

La prueba de la efectividad de Tagmarshal radica en los datos que la empresa recupera de sus clientes. Entre los cuatro campos lograron una reducción de veinte minutos en el tiempo promedio de ronda entre junio y agosto. Esta mejora promedio de veinte minutos en el tiempo de ida y vuelta, gracias a un juego equilibrado de manera óptima en el campo, liberó más de sesenta y seis horas en un solo día ocupado con doscientos jugadores.

Las mejoras son bien recibidas por los golfistas que califican un flujo positivo y un buen ritmo de juego como un impulsor clave de la experiencia en el club. Liderando el camino estaban Alcanada Golf y West Cliffs que redujeron su tiempo de ronda promedio en veintitrés y veintiocho minutos, respectivamente. De hecho, el rendimiento anual de Alcanada de agosto a octubre, el mes más ocupado para el club mallorquín, muestra una reducción promedio de diez minutos con una mejora del ritmo de unos diez minutos por partido. Mientras que en octubre, cuando se jugó la mayor cantidad de rondas, la mejora fue de casi doce minutos, con una mejora del tiempo empleado de un 21 %.

“No sé cómo no podríamos haber utilizado Tagmarshal hasta ahora. Es una gran herramienta que nos permite optimizar el trabajo de nuestros marshalls, supervisar ritmo de juego, controlar áreas restringidas en el campo de golf y poder tomar decisiones basadas en la información”, indica Agustín Mazarrasa, director general de, Real Club de Golf Sotogrande.

“Tagmarshal nos ha dado la capacidad de tener una línea de visión y un control total en el campo. Nos permite saber dónde están los jugadores, cuándo terminan, etc. Ahora podemos ofrecer una experiencia excepcional en el campo a nuestros miembros e invitados”, comenta Francisco Cadete, director de golf de Praia D’El Rey y West Cliffs.
 

 
Los algoritmos líderes de la industria de Tagmarshal muestran alertas en tiempo real para el personal de la casa club y los marshalls para abordar de manera preventiva a los golfistas que pierden el ritmo de juego requerido. La transmisión de datos se proporciona desde un pequeño dispositivo GPS sujeto a las bolsas de golfistas o una pantalla de dos vías instalada en buggies.

Desde el seguimiento del ritmo y los mapas de calor de utilización, hasta el geo-cercado y el historial individual del jugador, el software Tagmarshal puede proporcionar datos esenciales para el buen funcionamiento de cualquier tamaño de lugar. Y vale la pena: los campos para socios pueden reducir de forma rutinaria entre catorce y veinticuatro minutos de una ronda promedio en solo seis meses utilizando los sistemas de Tagmarshal, el equivalente a uno o dos tee times más por día.

Habiendo asaltado el mercado en los Estados Unidos con importantes clubs como Whistling Straits, Erin Hills y Pinehurst Resort & Country Club, Tagmarshal se está estableciendo en Europa continental como el proveedor de optimización de destacados campos de golf. De hecho, la revista de negocios estadounidense Forbes ha ido tan lejos como para describir a Tagmarshal como “el líder del software de ritmo de juego”.

“Pronto todas las operaciones del campo de golf se gestionarán de esta manera y estamos encantados de tener algunos adoptadores de muy alta calidad. Sus experiencias positivas ayudarán a impulsar nuestro empuje hacia el sur de Europa. Los campos ahora tienen las herramientas para informar a los jugadores que están encaminados, o que se están quedando un poco atrás. Esto significa que los jugadores ya no sienten que están siendo vigilados; cuando los jugadores tienen conciencia, pueden autogestionarse mejor, lo que beneficia a todos en el campo y fuera de él”, expone Stephen Knoop, director general de Tagmarshal.

A través de la gestión del ritmo de juego y la optimización en el campo, Tagmarshal puede mejorar la experiencia del jugador, aumentando la lealtad e impulsando el juego repetido, y gastos adicionales en restauración, lo que brinda beneficios materiales tanto para los jugadores como para los operadores.