Destacado

Los campos de golf de Huelva destacan un «buen verano» y se muestras «optimistas» con la temporada de otoño

La Asociación de Campos de Golf de Huelva ha destacado que esta temporada estival 2021 «ha sido buena» para ellos, debido a la llegada del golfista nacional, y se ha mostrado «optimista» de cara a la temporada de otoño porque «parece que se confirma que casi todos los mercados van a empezar a emitir jugadores».

Así lo ha indicado su presidente, Tino Cordero, quien ha explicado que el otoño de 2020 prácticamente no llegaron turistas internacionales debido a la pandemia del covid-19 y que, tal como se ha ido desarrollando este año, tampoco contaban con tenerlos para 2021, pero que con la vacunación «la situación puede cambiar».

En este sentido, ha apuntado que el «problema» viene del Reino Unido ya que con las restricciones que tienen actualmente cree «complicado» que los agentes de viajes «comiencen a enviar a personas fuera de su país», toda vez que ha reseñado que el resto de mercados europeos «comienzan a trabajar» y que ya esta semana han notado «un aumento de jugadores», así como que los hoteles van «cambiando del turista nacional al internacional».

A pesar de ello, ha destacado que no esperan tener «datos prepandemia», aunque se ha mostrado «contento» porque el sector «pueda trabajar». En este punto, ha recordado que el pasado verano aún estaban vigentes los ERTE y «estaban cerrados algunos de los campos, cortando la dinámica de trabajo que se inició tras el confinamiento», mientras que este año «la idea es mantener los hoteles abiertos, sobre todo los hoteles de golf» y «tratar de estar abiertos todo el año y no cerrar en diciembre».
 

 
Tras indicar que la temporada «fuerte» son los meses de octubre y noviembre, ha puntualizado que «cuando de verdad se registran ocupaciones que se puedan considerar de temporada alta es durante el mes de octubre», que suele rondar entre el 60-70 % de ocupación, mientras que noviembre lo consideran «temporada media» ya que «los días son más cortos», así como que «no hay tanta gente que viaje» durante ese mes. Igualmente, ha añadido que diciembre y enero son meses «más tranquilos».

Con respecto al turista de Reino Unido, Cordero ha manifestado que «se nota» su ausencia, ya que aunque el destino de golf de Huelva está «bien establecido en Escandinavia y en Holanda», entre otros países, el principal mercado, «sobre todo de los hoteles más grandes y que hacen operativas mucho mayores, no solo los de golf, sino otros que mandan también muchos golfistas a los campos, si van a notar la falta de Reino Unido», debido a que es «el primer país emisor hacia Faro».

Por ello, ha subrayado que si este mercado se reactivara y tuvieran «algo de demanda» de turistas «se notaría un incremento, sobre todo en los hoteles grandes». En este sentido, ha reseñado que los campos que se quedaron abiertos el pasado año lo hicieron «sobre todo para dar servicio a los clientes nacionales y locales», pero «no porque hubiera negocio, sino porque fue una apuesta de los propietarios de los campos de golf», a pesar de ser «un año muy malo y deficitario».

Así, ha destacado que este año «el esquema es diferente» y que tratarán de «salvar la temporada y que sea mejor que el año pasado», al tiempo que ha manifestado su deseo de «ir recuperando la normalidad». «Este será un año de tránsito, pero esperamos ir preparando un 2022 en el que ya podamos volver a números reales».

La provincia de Huelva cuenta con siete campos de golf, dos en Ayamonte -Isla Canela y Valle Guadiana Links-, uno en Islantilla, dos en Cartaya –El Rompido y el campo Nuevo Portil Golf– y dos en Aljaraque, uno en Bellavista y otro en La Monacilla.