Destacado

Los campos de golf de la Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunidad Valenciana recuperan un 21,6 % de salidas globales en 2021 aunque siguen por debajo respecto a 2019

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunidad Valenciana (ACGCBCV) ha realizado un estudio comparativo de las salidas de todos sus campos en los últimos cuatro años (2018-21), cuya principal conclusión es que durante el 2021 se ha recuperado parcialmente el tremendo agujero en la ocupación que generó el COVID-19.

La nota positiva es que durante el segundo semestre de este 2021, las cifras han sido ya muy similares a los años previos a la pandemia (2018 y 2019), tal como se puede apreciar en el gráfico de la evolución de salidas totales de los últimos cuatro años:
 

 
En las curvas de los años 2018 y 2019 se observa el carácter desestacionalizador del golf, dado que sus puntas máximas de ocupación se producen en meses de menor ocupación turística tradicional, siendo estos bloques los meses de marzo/abril y octubre/noviembre, por lo que su complementariedad al resto de oferta turística lo convierte en un subsector turístico estratégico.

En cuanto a los años 2020 y 2021, destaca el 100 % de disminución del mes de abril 2020 y febrero 2021 con todos los campos cerrados. Hay que recordar que en 2021 la única Comunidad Autónoma de España que cerró todos sus campos de golf durante un periodo debido a la pandemia fue la Comunidad Valenciana.

En resumen, del total de salidas que se perdieron durante el COVID-19 en el año 2020 (-32 %), se han recuperado el 21,6 % tal como se muestra en la siguiente tabla:
 

 
Separando las salidas por tipología de clientes, observamos que las salidas de jugadores locales (socios y abonados de los campos) ya están por encima del 2019, habiendo aumentado un 19,6 % en el último año. Esto demuestra que el golf sale muy fortalecido tras la pandemia al percibirse como una actividad muy segura y saludable.

Por otro lado, las salidas de jugadores visitantes han aumentado un 24,5 %, habiéndose recuperado por tanto la mitad de las perdidas en el año 2021 (-47,6 %), lo que se explica debido a las numerosas restricciones en los viajes internacionales que han estado vigentes durante gran parte de este 2021.

Este dato es muy revelador y da una idea del tremendo impacto económico de la pandemia en los campos de golf, puesto que los greenfees de visitantes generan mayor rentabilidad y unos ingresos muy superiores a los greenfees de los jugadores locales.

Otros datos interesantes que el estudio ha puesto de manifiesto son las diferencias en las tipologías de clientes según las zonas geográficas de la Comunidad Valenciana donde se ubican los campos de golf, ya que los campos de la zona del sur y centro de la provincia de Alicante tienen un perfil más turístico y por tanto dependen mucho más de los jugadores visitantes que los de la zona del norte de Alicante y, sobre todo, las provincias de Valencia y Castellón.