Destacado

Los campos de golf de la Costa Brava apuestan por las experiencias gastronómicas sostenibles como elemento diferenciador

El pasado 18 de junio, y liderado por la Asamblea General de la ONU, la UNESCO y la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se celebró el Día de la Gastronomía Sostenible, una fecha dedicada a la cocina sostenible que pone en valor el origen de los ingredientes y los métodos de producción de alimentos, al tiempo que promueve el desarrollo agrícola, la alimentación la seguridad y la conservación de la biodiversidad.

Con su compromiso con la gestión ambiental y las prácticas sostenibles, la Costa Brava se ha convertido en un paraíso para los amantes de la comida con conciencia ecológica, ofreciendo una amplia gama de restaurantes que defienden prácticas respetuosas con el medio ambiente, utilizan ingredientes de origen local (kilómetro cero), apoyan a los agricultores locales y ofrecen una comida excepcional así como auténticas experiencias gastronómicas.

Esta destreza culinaria se refleja en la suculenta oferta de muchos de los campos de golf, clubs y resorts de la región, donde reputados chefs combinan los mejores productos del territorio con vinos de primera calidad para los golfistas que quieren saborear la rica gastronomía catalana.
 

 
En Camiral Golf & Wellness, a las afueras de Gerona, es donde David Vives, chef ejecutivo con más de una década de experiencia trabajando en El Celler de Can Roca, galardonado con tres estrellas Michelin, se ha establecido como residente, supervisando todos los restaurantes del campo de golf. Muchos de sus exclusivos platos incorporan la miel recolectada en el lugar del millón de «abejas negras» y los productos frescos y orgánicos del huerto de la finca.

Por otro lado, Peralada Resort, el resort de golf más septentrional de la comarca, cuenta con dos establecimientos de Paco Pérez, el chef con más estrellas del Empordà. L’Olivera en el Hotel Peralada ofrece cocina de vanguardia con los mejores productos locales, mientras que el restaurante Castell Peralada, con una estrella Michelin, ubicado dentro del castillo del siglo XIV en el complejo, reinterpreta los platos tradicionales con los mejores productos regionales.

Igualmente, el Club de Golf de Torremirona alberga el Hotel Torremirona donde se encuentra el restaurante El Canigó que ofrece una cocina elaborada con productos locales de primera calidad, característicos de la Costa Brava basados en recetas tradicionales catalanas.

El escenario de la gastronomía sostenible de la Costa Brava es un testimonio del compromiso de la región con la preservación de la naturaleza y la promoción del turismo responsable. Tanto los golfistas como los entusiastas de la gastronomía ahora pueden experimentar la combinación única de golf y delicias culinarias sostenibles que ofrece la Costa Brava.