Destacado

Los campos de golf y resorts turísticos de la Costa Brava marcan la pauta para el turismo sostenible a medida que aumentan los eco-viajes

En reconocimiento al Día Mundial del Turismo 2023, la Costa Brava, reconocida por sus paisajes pintorescos, su costa escarpada y su variada oferta de golf, está estableciendo el estándar en ecoturismo, ya que se prevé que la industria supere los tresciento setenta mil millones de dólares en 2028.

Datos recientes de YouGov revelan que el 53 % de los viajeros buscan activamente opciones de turismo sostenible cuando planifican sus viajes, y la misma proporción está dispuesta a pagar más por unas vacaciones ecológicas, mientras que los datos de Statista muestran que el 81 % de los viajeros globales creen que viajar de forma sostenible es importante.

A medida que la demanda de viajes ecológicos continúa aumentando, las experiencias únicas de la Costa Brava, los destacados resorts de golf y los espacios verdes naturales posicionan a la región como el destino ideal para los viajeros con conciencia ecológica que impulsan este crecimiento.
 

 
«Debido a su increíble diversidad natural, más de un tercio de la provincia de Girona es territorio protegido», afirma Norbert Bes, director del Patronato de Turismo de la Costa Brava.

«Con algunas de las playas más hermosas de España, ocho parques naturales emblemáticos de la espectacular belleza natural de la zona, además de volcanes, lagos, montañas y una de las principales áreas marinas protegidas del Mediterráneo occidental, las Islas Medas, Es nuestra responsabilidad garantizar que la Costa Brava siga siendo un destino prístino y acogedor para los golfistas de todo el mundo que buscan lugares comprometidos con la preservación y conservación de la naturaleza», añade.

«La mayoría de estas áreas son parte de la iniciativa de la Carta Europea para el Turismo Sostenible, lo que demuestra el compromiso de la región con la sostenibilidad y nuestra determinación de atender las preferencias cambiantes de los viajeros y contribuir al bienestar de nuestro planeta», apunta Bes.
 

 
El tema del Día Mundial del Turismo de este año, «Turismo e inversiones verdes», subraya la importancia de las prácticas sostenibles en el sector turístico y los principales clubs de golf de la Costa Brava están tomando medidas importantes para sentar este precedente.

«El golf, más allá de ser una fuente de salud y bienestar, aporta una serie de beneficios medioambientales. Con prácticas de agronomía sostenible, los campos de golf pueden desempeñar un papel fundamental en la protección de especies, la conservación de la vida silvestre y la mitigación de los impactos del cambio climático», indica Bes.

«Es tranquilizador ver que clubs de golf como el Club Golf D’Aro – Mas Nou, enclavados dentro del espacio natural protegido de Les Gavarres, que obtuvo el Certificado GEO en 2018, actúan como guardianes ambientales de la región, apoyados por otros resorts de primer nivel como Empordà Golf Resort y Camiral Golf & Wellness, todos igualmente dedicados a preservar nuestros santuarios naturales y espacios verdes de la misma manera», concluye el director del Patronato de Turismo de la Costa Brava.

Más allá de los greens, la Costa Brava ofrece al golfista la posibilidad de ser mucho más que un turista, con un abanico de experiencias que garantizan que el visitante se sienta realmente parte de la región.