Los jabalíes se ceban con el campo de golf de Miño

El campo de golf Miño se resiente. El recorrido de 18 hoyos sufrió en las últimas semanas un nuevo contratiempo, con los amplios destrozos causados por la frecuente entrada de jabalíes. Los problemas han ido afectando a todas las calles del campo, lo que obliga a que un par de operarios se ocupen con frecuencia de la reparación de los daños causados por los animales desde primera hora. Una circunstancia que afecta al mantenimiento del resto de recorrido. El jabalí dificulta así la puesta a punto de un recinto con los recursos muy limitados por la pérdida de socios de los dos últimos años, al pasar de doscientos noventa a solo ciento sesenta en apenas dos años, según los datos de la empresa concesionaria. Un dato que desencadena la precariedad del complejo.
 

Lee la noticia completa aquí.