Destacado

Los madrileños Centro Nacional de Golf y Golf Olivar de la Hinojosa apuestan por Clapphouse para mejorar la experiencia de sus clientes

Recientemente, los clubs madrileños Centro Nacional de Golf y Golf Olivar de la Hinojosa han decidido incorporarse a Clapphouse para mejorar la experiencia de sus clientes. Pocas semanas después de sendos lanzamientos, ya son más de cinco mil los alumnos de estos clubs que se han registrado en la solución.
 

 
El primero en lanzar oficialmente, a finales de octubre, fue Golf Olivar de la Hinojosa. El club alcanzó los mil cuatrocientos usuarios registrados tras las primeras veinticuatro horas de vida, convirtiéndose así en el mayor lanzamiento de Clapphouse hasta la fecha.

En su caso, el foco inicial de este lanzamiento ha estado en la digitalización de las máquinas de bolas mediante la solución facilitada por The Mulligan Factory. Gracias a la solución que aporta Clapphouse, el club ha podido prescindir de las tarjetas de plástico que venían usando sus clientes y ya no necesita disponer de un ordenador permanentemente conectado a Internet para que los usuarios puedan obtener sus bolas para practicar.

«Con diferencia, el de Golf Olivar ha sido el lanzamiento más complicado que hemos tenido hasta la fecha. En múltiples sentidos, y es que la nueva app se ha lanzado simultáneamente en el contexto de un cambio de sistema de gestión en el que el club ha sustituido su sistema anterior por imaster.golf. Por un lado, Movistar no se lo puso nada fácil al equipo informático del club y nos costó disponer de la conectividad necesaria para poder actualizar las máquinas de bolas con nuestra solución. Por otro lado, la migración de usos utilizados para obtener bolas también nos dio más de un quebradero de cabeza tras sustituir la solución antigua que el club venía utilizando por la nuestra. Pero, a día de hoy, creo que podemos asegurar ya que ha sido todo un éxito», indica Lluís Llavina, CEO y cofundador de The Mulligan Factory.
 

 
Por su lado, el Centro Nacional de Golf lanzó oficialmente el 8 de noviembre. En este caso, no sólo se actualizaron sus máquinas de bolas para incluir la solución de Clapphouse como opción adicional que convive con el resto de métodos de pago ya disponibles sino que también se ha co-innovado con el equipo del club para incorporar a la solución nuevas funcionalidades de lo más interesantes.

Entre los nuevos desarrollos, destacan un nuevo sistema de etiquetas que abre un universo de posibilidades a los clubs que usan Clapphouse a la hora de segmentar y automatizar ciertas acciones, y un nuevo motor de canjeo de greenfees de regalo específicamente pensado para los alumnos de la escuela y desarrollado de la mano de imaster.golf.

«Haber tenido la ocasión de iniciar esta colaboración con el Centro Nacional de la Real Federación Española de Golf y todo su equipo ha sido un placer. Hemos sido capaces de cumplir con los tiempos acordados y excedido las expectativas en múltiples sentidos. Con muchas ganas de seguir innovando juntos en un futuro», añade Lluís.