Destacado

Mallorca acogerá del 7 al 9 de junio el 46º Congreso Nacional de Federaciones Autonómicas de Golf

Mallorca acogerá, entre los días 7 y 9 del próximo mes de junio, el 46º Congreso Nacional de Federaciones Autonómicas de Golf. El evento reunirá en la isla a los presidentes de las federaciones de todas las comunidades autónomas españolas, miembros de sus Juntas Directivas y de la Real Federación Española de Golf, comités y representantes de campos y entidades relacionadas con el golf. Es la primera vez que este encuentro se celebra en Baleares, tras tener que aplazarse en 2019 debido a la pandemia.

«La celebración de este Congreso en la isla es una fantástica oportunidad para poner en valor Mallorca como destino de golf y todo lo que los campos de Baleares están haciendo en materia de sostenibilidad medioambiental. En este sentido, el 7 de junio, en el Rafael Nadal Sports Centre, se celebrará la conferencia ‘Golf y sostenibilidad: Baleares, un referente’, a cargo de Joan Mateos, socio de la consultora medioambiental Sinergies», indica Bernardino Jaume, presidente de la Federación Balear de Golf.

«Serán unos días de intercambio de información y de experiencias, de compartir conocimiento para seguir mejorando el mundo del golf y su aportación a la sociedad. Y por supuesto como anfitriones hemos preparado un programa que mostrará a todos los participantes lo maravillosa que es Mallorca, sus paisajes, su cultura y su gastronomía», añade Jaume.
 

 
Según el estudio sobre el impacto económico del turismo de golf realizado por el Instituto de Empresa con la colaboración de la Asociación Española de Campos de Golf y la Real Federación Española de Golf, Baleares es una de las comunidades autónomas con mayor número de campos de golf, que, según los datos del estudio, facturan un 7,75 % del total nacional (60,2 de un total de 777 millones de euros).

El informe también revela que el impacto económico global del golf balear y el turismo de golf es mucho mayor que la riqueza que generan directamente los propios campos: un total de mil trescientos cincuenta millones de euros, lo que corresponde al 10,5 % de lo que genera el golf en el conjunto del país. Los turistas del golf gastan en las islas Baleares más de quinientos millones de euros al año, una vez excluido el gasto realizado en los propios campos de golf.

Más allá de su papel como catalizador económico, el golf balear también es un importante generador de empleo en el total de España: alrededor de trece mil puestos de trabajo anuales tras sumar los producidos directa e indirectamente por los campos de golf (algo menos de mil) y los que corresponden al turismo de golf, que suponen un total de casi doce mil empleos, directos, indirectos e inducidos.