Noticias destacadas

‘Mantenimiento reducido en campos de golf debido a la pandemia del coronavirus COVID-19’, por Daniel Carretero

Ciertamente, estamos en tiempos sin precedentes y el impacto en muchos aspectos de nuestra vida es incierto.

Es importante mantener programas mínimos de mantenimiento de césped para que cuando salgamos de esta crisis, campos de golf y fútbol estén en condiciones aceptables de juego y listos para su explotación comercial.

Los campos se encuentran en diversas etapas de mantenimiento desde que llegó la primavera. En la parte del sur del país, como es Canarias, la primavera se adelanta.

El aumento de la frecuencia de corte ya han comenzado y las aplicaciones clave de reguladores de crecimiento (PGR) para suprimir poa y herbicidas para prevenir la contaminación de malas hierbas comenzarán en los próximos siete a catorce días.

El impacto de un período prolongado sin mantenimiento en los campos sería devastador para la industria.

A medida que las temperaturas continúan aumentando y el césped comienza a crecer con mayor ritmo, la tarea básica que debe llevarse acabo es cortar el césped.

Sin cortar regularmente las superficies de juego, tanto greenes, terrenos de juego, calles y tees de salida se volverán demasiado grandes.

La frecuencia mínima de corte para mantener greenes y terrenos de fútbol, es de mínimo tres veces por semana. Sería ideal intervalos con el rodillo, el resto de días para evitar enfermedades.

Calles y tees de salida deben cortarse como mínimo una vez por semana y roughs, al menos, una vez cada dos semanas.

Estos no son intervalos de corte ideales para producir superficies de juego aceptables en el campo de golf, sino simplemente lo que creemos que se requiere, a un nivel mínimo, para que cuando las operaciones vuelvan a la normalidad, el campo de golf pueda volver a las condiciones de juego normales.

Además de cortar el césped, es importante que los sistemas de riego se revisen para reparar cualquier daño que se haya producido por inactividad y para que estén operativos si llega un tiempo más cálido y seco.

Durante este tiempo, también es fundamental aplicar algunas de las aplicaciones básicas de protección de la planta que se realizan para garantizar la salud, a medio plazo de los greenes.

Como se mencionó anteriormente, las aplicaciones de PGR tienen el beneficio adicional de reducir el crecimiento excesivo y, por lo tanto, ayudan con posibles reducciones en la frecuencia de corte. Los PGR también ayudarán al control de la poa al detener la formación de la semilla, lo que ayuda a la planta a soportar los períodos estresantes de verano que viene.

Las enfermedades de césped como Dollar Spot están activas y sin aplicaciones de fungicidas, podría producirse daños significativos en las próximas semanas.

Es importante un mantenimiento básico, y recalco el término, básico y no sólo mínimo, de césped deportivo de alto rendimiento incluyendo programas de gestión de plagas para que cuando salgamos de esta crisis del coronavirus, los campos de golf estén en las mejores condiciones de juego y listos para su comercialización.
 

Daniel Carretero es head greenkeeper del Real Club de Golf de Las Palmas y asesor agronómico de la Unión Deportiva Las Palmas.