Destacado

Miguel Ángel Vázquez Sánchez, director de golf de La Caminera Golf: «Es importante tener una buena presencia ‘on line’ para atraer a todo tipo de jugadores de golf»

Miguel Ángel Vázquez es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, especialidad en Gestión Deportiva, y posee un Master en Dirección y Gestión de Campos de Golf y varios cursos de especialización en el sector incluido el TPI Nivel 1 (Golf Fitness Instructor del Titleist Performance Institute). Desde que en 2008 comenzara a trabajar con la Real Federación Española de Gimnasia no ha dejado de desarrollar su carrera profesional en el área de la gestión deportiva en empresas privadas y en instituciones públicas como el Ayuntamiento de Valdepeñas y la Federación de Tiro con Arco de Castilla-La Mancha. Desde 2013 es director de golf de La Caminera Golf, campo perteneciente al Sallés Hotel La Caminera Golf & Spa Resort 5* GL.
 


 

¿Qué te motivó a orientar tu carrera profesional a la industria del golf?

Antes de empezar en La Caminera tuve relación con el mundo del golf local desde en mi anterior puesto de trabajo como coordinador deportivo en el Servicio de Deportes de Valdepeñas. Y a raíz de este contacto conseguí entrar en La Caminera como caddie master en 2012, ascendiendo a director del campo en un año. Después de más de cuatro años conociendo esta industria, y lo que conlleva en nuestro país, es difícil desengancharse y volver a la gestión de otras instalaciones deportivas que pueden ofrecer menos atractivos que un campo de golf.

 

Tu trayectoria profesional presenta varias ocupaciones, todas ellas ligadas a la gestión deportiva en diferentes disciplinas, ¿es el golf la que más cómodo te sientes?

La gestión deportiva abarca varias áreas laborales como la gestión de recursos humano, gestión económica, marketing, mantenimiento, atención al cliente, etc. La gestión del golf como deporte es, si cabe, la más completa ya que trabajas en todas las áreas posibles del mundo empresarial, añadido al contacto continuo con la naturaleza. Así se sale de la monotonía de un gimnasio, por ejemplo, o de una piscina. Además, el golf da muchas más posibilidades de desarrollo profesional en cuanto a la gestión de sus servicios e instalaciones que cualquier otro deporte.

 

¿Cómo enfocas tu actividad diaria en la gestión del área de golf de La Caminera Golf?

Dado que la zona en la que está ubicada La Caminera no es un destino de golf como tal, es muy complicada la operación día a día del campo. Todos los días dedico tiempo al control económico de forma minuciosa a través de varias herramientas, llegando a mirar con lupa el volumen de compras de cara al ahorro máximo.

Además de a la gestión estadística, dedico tiempo al campo de golf. Es muy importante que la relación del director con el greenkeeper sea muy buena por muchos motivos como cohesión de equipo, gestión eficiente de recursos, evaluación del mantenimiento del campo y demás. Por otro lado creo que un campo de golf necesita varios puntos de vista para poder agradar a la mayoría de clientes. Prácticamente todos los días doy una vuelta con el greenkeeper al recorrido para ver su estado y plantear posibles soluciones a los problemas que surgen.

Es muy importante también la atención al cliente, por lo que es el área en la que más tiempo dedico y más presencia tengo. El cuidado de las instalaciones que disfrutan los jugadores y el trato que reciben hará que lo consideren “su campo” y, aparte de cuidarlo más, atraigan a más jugadores.

 

Has desarrollado actividad profesional en instituciones públicas y en empresas privadas, ¿qué diferencias principales encuentras entre una y otra?

Conocí la Administración Pública en el inicio de la crisis, por lo que la política de ahorro y de control de gasto la adquirí desde el inicio de mi vida laboral. El problema que he visto siempre es el personal. En el Servicio de Deportes, y en la Administración Pública en general, existen muchos puestos de trabajo de atención al cliente y muchos de ellos no tienen vocación, se han acomodado al “trabajo fijo”. Igualmente ocurre en el mantenimiento de las instalaciones. Por suerte, el equipo de personas que estábamos en la oficina del Servicio de Deportes era muy bueno.

En las empresas privadas no ocurre esta desidia del personal (o cuando ocurre no es tan obvio en la mayoría de las ocasiones). En estas empresas es necesario estar más actualizado y siempre atento al mercado para no quedarte atrás. Necesitas estar en constante evolución contigo mismo y con tu personal.

La diferencia principal es el el aspecto económico. En la Administración Pública se invierte en promoción, y se subvenciona la práctica del deporte de cara a que a los usuarios les cueste mucho menos dinero practicar deporte, mientras que en la empresa privada es el propio deportista quien se financia a sí mismo. Podemos comprobarlo en campos de golf públicos, con unas tarifas mucho más económicas que los privados.

 

Uno de los problemas más acuciantes de los clubs y campos de nuestro país es la falta de nuevos socios, nuevos abonados, nuevos jugadores ocasionales, etc. ¿Cómo hacéis desde La Caminera Golf para tratar de crear nuevos golfistas?

En los campos del interior de la península, sin ser los del centro, es muy difícil esa promoción de nuevos golfistas. Y si además indicamos que están en zonas con poca tradición de golf como es Ciudad Real, se convierte en una tarea muy complicada.

De cara a crear nuevos golfistas organizamos más o menos cada dos meses unas jornadas de puertas abiertas con ‘bautismos de golf’ para iniciar a los no golfistas. O torneos ‘de tee a green’ en donde un golfista juega desde el tee de salida hasta el green y ahí juega el no jugador finalizando el hoyo con el putter. También tenemos previsto iniciarnos en el footgolf para atraer a más personas al campo.

Como todos los campos, nuestro objetivo siempre es aumentar el número de abonados del club y de salidas a final de un año, para ello utilizamos una política de precios muy estudiada que sea compatible con la economía de la zona. Por otro lado, para atraer a estos nuevos golfistas utilizamos varios canales de comunicación como la plataforma MobGolf, de la que obtenemos una buena parte de nuestras reservas externas. Es una plataforma de reservas de green fees cómoda e intuitiva que desarrolla un buen trabajo de apoyo al club. Es necesario estar en el ‘mapa on-line’ para llegar a jugadores por otras vías.

 

El campo que diriges está orientado más al cliente nacional que al extranjero, ¿la crisis económica de los últimos años ha supuesto un descenso en el número de visitantes, participantes en torneos, clientes de la pro-shop, etc.?

Evidentemente sí, nuestro cliente principal es nacional y muy local, casi reduciéndose a la provincia de Ciudad Real y a las provincias limítrofes como Jaén o incluso Madrid. También el hotel da la posibilidad de ofrecer a golfistas que viajen del sur al norte, o viceversa, a hacer una parada en el camino y disfrutar de los encantos de La Mancha, haciendo noche en el hotel, jugando en el campo, etc., y prosiguiendo el viaje hasta el destino.

Sin embargo en cuestión de tres años hemos notado una gran disminución de golfistas en torneos, pasando de cincuenta o sesenta jugadores de media en los torneos a llegar difícilmente a los treinta. Para remediarlo, estamos constantemente cerrando nuevos acuerdos de correspondencia con otros clubs y acometiendo mejoras en el recorrido inicial del campo de cara al juego, al ahorro de agua, calidad del campo, etc. Para estas mejoras disponemos de la asistencia técnica de Servicentre para los tratamientos del campo apoyando los conocimientos del greenkeeper así como un parque de maquinaria Toro suministrado por Riversa, que aguanta perfectamente la gran carga de trabajo que tenemos en La Caminera Golf, y un sólido sistema de riego Rain Bird. La idea es tener todo listo para que después de este próximo verano los jugadores vean los frutos del trabajo.

 

¿Cuál sería el perfil de vuestro “socio/jugador /abonado tipo”?

¡En La Caminera Golf no ponemos límites a nadie y todo el mundo es bienvenido! La mayoría de nuestros jugadores son de una edad de entre cuarenta y sesenta y cinco años, de un nivel económico medio, con un puesto de trabajo de responsabilidad o empresarios. La mayoría son jugadores de fin de semana aunque también contamos con un grupo de jugadores diarios.

 

¿Qué le recomendarías a un recién licenciado que esté pensando en dedicarse a la gestión de clubs de golf?

Las carreras no ofrecen conocimientos ni habilidades de cara al mundo laboral, por lo que lo primero que aconsejaría es seguir formándose en esta industria. Actualmente hay muchas opciones formativas en el mundo del golf. Club Manager Association of Europe, la Asociación Española de Gerentes de Golf, Golf Business Partners, etc. Y, aparte del campo formativo, hay que buscar unas prácticas, siempre remuneradas, para poder ir adquiriendo el conocimiento laboral.

Como en todas las áreas actualmente, el trabajo es un bien muy codiciado y escaso en estos momentos y cuesta llegar a las expectativas que nos marcamos durante las carreras universitarias. Hay que tener fuerza de voluntad y perseguir el objetivo que tengamos.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

En La Caminera Golf buscamos se referentes del golf en la provincia y alrededores y vamos a buen ritmo. Son tiempos difíciles y estamos en una ubicación complicada, pero manteniendo esta línea de trabajo podemos llegar a poder ofrecer el conjunto de servicios de más calidad de la zona. Con los jugadores visitantes, o los que van de paso como hemos hablado antes, buscamos que su experiencia sea tan buena que nos convirtamos en su pausa en todos los viajes, incluso ser su propio destino.