Destacado

‘Nuestro seminario agronómico en la carpa VIP del Catalunya Championship en PGA Catalunya Resort’, por Micah Woods

David Bataller, director de Agronomía de PGA Catalunya Resort, organizó un seminario en la carpa VIP detrás del green del 18 en la mañana del jueves de la semana del recientemente celebrado Catalunya Championship. Tuvimos que bajar la voz, a veces, ya que los jugadores estaban justo en frente de nosotros durante el seminario.
 

 
Este es un buen lugar para un seminario, y David invitó a varios greenkeepers, asesores agrónomos y diseñadores de campos de golf de la zona a asistir al torneo ese día para que pudieran unirse a nuestro seminario. Graeme MacNiven, agrónomo del torneo del European Tour, se unió al seminario y compartió su experiencia.

No preparé diapositivas sino que charlé sobre algunas de mis recientes investigaciones y sobre el trabajo que estaba haciendo en el Catalunya Championship. Aquí hay un resumen.
 

 
OM246

Sobre mi estudio sobre OM246, expliqué cómo una de las razones por las que comencé con el material orgánico total mediante pruebas de profundidad fue debido a un proyecto en PGA Catalunya en 2015.
 

 
En ese proyecto, nosotros (David Bataller, Xavier Giol y yo) habíamos estado observando la materia orgánica en la capa superficial de una zona de raíces de creeping bentgrass antes y después de varias aplicaciones de H2O2. No quedé muy satisfecho con la forma en que se analizaron las muestras, debido al paso de la muestra en el laboratorio a través de un tamiz de cuatro milímetros (4 mm) que parece probable que elimine parte del material vegetal no descompuesto antes de la prueba.

Después de contar esa historia y explicar cómo se realiza la prueba OM246 y cómo se recolectan las muestras, enfaticé dos cosas que aprendí al hacer esta prueba.

Primero, casi todo el cambio en el material orgánico del suelo a corto plazo (un tipo de marcos de tiempo de una temporada de crecimiento) ocurre en los dos centímetros superiores de la zona de raíces. Eso es menos de una pulgada, está justo ahí en la superficie.

En segundo lugar, para las muestras de todos los tipos de hierba de varios continentes, no hay mucho cambio en los períodos de tiempo de toda la temporada a profundidades de dos a cuatro centímetros (2-4 cm) y de cuatro a seis centímetros (4-6 cm).

Con el propósito de gestionar la materia orgánica del suelo, parece que lo más importante de lo que preocuparse son los dos centímetros superiores mientras que no está tan claro la necesidad de extraer materia orgánica de capas más profundas o de agregar arena a zonas más profundas.
 

Muestreo de nutrientes del suelo

Mientras estábamos en el tema de las pruebas de suelo, mencioné las pruebas de nutrientes del suelo y cómo me intriga la simplicidad de tomar muestras de un solo ‘canuto’ en lugar de las típicas muestras compuestas.
 

 
Esto es algo que he estado revisando una y otra vez, y compartí el resumen de mis resultados hasta ahora que indican que una muestra compuesta por un único ‘canuto’ puede dar como resultado la misma recomendación de fertilizante que se obtendría con muestras compuestas.
 

Maximizar el número de días con buena jugabilidad

Después comencé una transición sobre lo que estaba haciendo en el Catalunya Championship en términos de recopilación de datos con una mención de mi investigación sobre la jugabilidad. Para un campo de golf típico recomiendo hacer mediciones de jugabilidad una vez por semana y, lo que es más importante, registrarlas. Medir la velocidad del green en algo así como tres greens mientras se realiza la medición del stimpmeter, verificar el resultado de la prueba bobble de calidad de rodada de bola y clasificar los greens como ‘demasiado blandos’, ‘aceptables’ o ‘demasiado firmes’.

La idea es ajustar y organizar las actividades de mantenimiento del campo de golf para que haya un número máximo de días en la temporada de golf con velocidad, calidad de rodada de bola (evaluado con la prueba de bobble) y firmeza alcanzando un umbral específico del sitio.
 

 
Mis medidas en el Catalunya Championship

Continué explicando lo que estaba midiendo esa semana y cómo lo estaba haciendo.

Traje herramientas para medir el contenido de agua del suelo, la dureza de la superficie (firmeza), la distancia de rodada de bola (velocidad verde), la temperatura y humedad del aire y la velocidad del viento, la temperatura del suelo y la temperatura de la hoja.

Al comienzo de la semana, seleccioné tres greens para medir intensamente durante la semana. En esos tres greens marqué tres ubicaciones (en cada green) en las que hacer mediciones de prueba de stimpmeter y bobble. Esta semana esos tres greens fueron 3, 5 y 18.
 

 
Cada mañana, después de terminar el trabajo y antes de jugar, medí la dureza de la superficie (con mi herramienta favorita para esto, el probador de firmeza para campos de golf de medio kilo con una cabeza abovedada de SD Instrumentation) en nueve puntos de esos greens y medí el agua del suelo con un TDR-350 con varillas de 7,5 cm.
 

 

 
Repetí esas medidas después de que terminó el juego del día y antes de que se realizara el trabajo de mantenimiento de los greens por la tarde.

Estos gráficos muestran la velocidad del green y las mediciones de la prueba de movimiento de esos tres greens «estándar».
 

 

 
También medí otros greens pero no los incluyo en los gráficos promedio porque cambiar los greens que se miden podría distorsionar los valores promedio.

Igualmente, durante la semana mantuve una charla con Alfredo Álvarez, greenkeeper responsable del Stadium Course de PGA Catalunya, acerca de las condiciones y preparativos del torneo, que puede verse en el siguiente vídeo.
 

El artículo oiginal ‘Our VIP tent seminar at the Catalunya Championship’ de Micah Woods está disponible aquí.