Noticias destacadas

‘Ozono, acción REDOX y control de Legionela’ (Interozono)

El ozono, forma alotrópica del oxigeno, es un oxidante muy energético y muy efectivo para la eliminación en una gran variedad de microorganismos en la desinfección del agua. También esta comprobada su eficacia en la oxidación de materias orgánicas e inorgánicas. Su poder oxidante y desinfectante es diez veces mayor que el del cloro, convirtiéndolo en un producto mucho mas eficaz. El potencial REDOX del cloro es de 1.3 Mv mientras que el del ozono es de 2.7 Mv.

La eliminación de los microorganismos que proporcian los dispositivos de Interozono se produce por la oxidación de los lípidos de membrana y paredes celulares provocando su destrucción mecánica. Este mecanismo es mucho más rápido que el de otros biocidas, que requieren la difusión de este a través de la membrana para ser eficaces. Estudios científicos han demostrado la eliminación de 3LOG de Legionela tras quince minutos frente a concentraciones de 0.19 mg/L de ozono en agua. Nunca se han encontrado indicios de que las bacterias desarrollen resistencias contra el ozono, a diferencia de lo que ocurre con otros biocidas.

El Real Decreto 865/2003 establece los principios generales de prevención de la Legionela:

  • Eliminación o reducción de zonas contaminadas, mediante un diseño personalizado y un correcto mantenimiento
  • Evitar las condiciones que favorezcan la presencia y proliferación de Legionela mediante control de temperatura y desinfección continua de la misma

El R.D. 865/2003 y el Decreto 173/2000 establecen unas medidas generales y específicas para la prevención y el control. Es conveniente distinguir entre limpieza y desinfección:

  • Limpieza: remoción física de la suciedad mediante procesos; aún cuando el objeto este limpio puede contener agentes (microorganismos o sustancias químicas)
  • Desinfección: reducción mediante agentes biocidas (desinfectantes) o métodos físicos del numero de microorganismos en instalaciones

El ozono es una agente oxidante cuya principal acción es desinfectante (biocida), la completa destrucción de la biocapa es perfectamente realizada por el ozono siendo una de las principales claves para asegurar la destrucción de la Legionela.

El R.D. 865/2003 contempla tres tipos de tratamientos:

  • Limpieza y desinfección
  • Tratamiento de choque
  • Mantenimiento preventivo: el aporte de ozono de manera preventiva no solo reduce las incrustaciones en la superficie de las instalaciones si no que mantiene condiciones oxidativas en el agua, valor medido en Mv (REDOX) capaces de evitar el crecimiento bacteriano. Valores entre los 0’3 y 0’5 mg/L de ozono y 400/650 Mv ORP (REDOX) garantiza un medio oxidativo dando lugar a condiciones de mantenimiento preventivo en formación de biocapas y posibles colonizaciones de Legionela

 

 
El potencial de oxidación-reducción (REDOX) es una forma de medir la oxidación-reducción mediante un sensor/electrodo. El proceso se conoce como REDOX y el valor ORP es la medida de la actividad, la desinfección del agua exigiría una monitorización, no del cloro libre si no del potencial REDOX del medio, es decir el potencial oxidación-reducción (ORP). La Organización Mundial de la Salud (OMS) adopto en 1971 un valor de entre 350 Mv y 650 Mv como valor adecuado, se considera que con este valor mantenido como mínimo treinta minutos el agua está perfectamente desinfectada.

El valor de ORP se incrementa al incrementarse la concentración de biocida. Los electrodos de ORP fueron estudiados en la universidad de Harvard donde demostraron la relación entre la ORP y la actividad bacteriana, estas pruebas fueron confirmadas en varios tipos de aguas por todo el mundo. Aparte varias investigaciones demostraron que un valor de ORP de 450 a 700Mv es capaz de exterminar en pocos segundos bacterias tales como E. Coli, Legionela y Salmonella.

La OMS, organización que adoptó la medida de potencial REDOX como la mas fiable para medir la calidad sanitaria del agua, afirma que hay una relación exponencial entre la inactivación de virus y bacterias con el ORP. Un ORP de 600 Mv provocara la casi instantánea desactivación y eliminación incluso en altas concentraciones.