Reciente y destacado

Palomarejos Golf ejecuta las tareas de pinchado del campo con más de cinco millones y medio de perforaciones

Palomarejos Golf ha finalizado las tareas de pinchado necesarias para el óptimo mantenimiento del recorrido de golf a lo largo del inicio de esta semana.

De esta manera, los profesionales del equipo de mantenimiento del campo de golf talaverano han realizado una media de cuatrocientas perforaciones por metro cuadrado del recorrido hasta alcanzar los cinco millones y medio de agujeros de ocho centímetros de profundidad en todo el campo durante dos días consecutivos.

El objetivo de estas operaciones es devolver el equilibrio entre sólidos (50 %), aire (25 %) y agua (25 %) que se pierde con el tráfico de jugadores, maquinaria pesada, buggies e impactos de bolas.

La pérdida de este equilibrio supone también la disminución del espacio disponible para oxígeno, agua y nutrientes tan necesarios para la planta y que es restituido gracias a estos conductos de ventilación, riego y alimentación que se realizan durante las labores del pinchado de greens y tees.
 

 
“Al compactar la tierra se hace menos mullida, menos esponjosa, y el agua se estanca en la superficie, al igual que sucede con el oxígeno y los nutrientes, que no llegan a las capas más profundas, aquellas en las que se encuentran las raíces del césped”, explica Javier Fuentes, head greenkeeper de Palomarejos Golf.

En Palomarejos Golf estas tareas se realizan dos veces al año coincidiendo en el calendario con las estaciones previas al calor veraniego y a las lluvias y bajada de temperaturas propias del otoño, para dotar al césped de las mejores condiciones posibles antes de las estaciones más adversas para su mantenimiento.

En esta ocasión, el head greenkeeper de Palomarejos Golf ha optado por un pinchado macizo, es decir, sin extracción de los ‘tubos’ de tierra para facilitar la recuperación del campo en un periodo que oscila entre los siete y los diez días favoreciendo el desarrollo de microorganismos que benefician el crecimiento del césped.
 

 
Tras estos trabajos, el campo ha sido recebado con arena de sílice para favorecer el enriquecimiento del césped y su rápida recuperación del estrés que supone para la planta las anteriores tareas de pinchado.

De esta manera, Javier Fuentes ha adelantado que en las próximas dos semanas la imagen del campo de golf va a cambiar de manera sustancial, debido a estas tareas de mantenimiento y fortalecimiento del césped y a las lluvias que se esperan para los próximos días.

Por otra parte, los trabajos de resiembra están previstos para finales del mes de septiembre, de cara al cambio de estación y como preparación para los meses de invierno.