Noticias destacadas

Positiva perspectiva de los profesionales del diseño de campos de golf de EIGCA tras la pandemia de COVID-19

Recientemente, el Instituto Europeo de Arquitectos de Campos de Golf (EIGCA) realizó una encuesta a sus asociados para determinar el impacto de la pandemia de COVID-19 en su sector en 2020 en comparación con los niveles de 2019. El 48 % indicó que su facturación se había mantenido igual o era más alta. Por ejemplo, aquellos diseñadores con proyectos en Oriente Medio, Europa del Este y Europa Central, tenían más probabilidades de haber experimentado un efecto positivo.

Mirando hacia el futuro, el 86 % de los asociados sintió que la industria del diseño de campos de golf permanecería igual o crecería (51 % y 35 %, respectivamente), y se mostraron muy optimistas sobre América del Norte pronosticando que esta área crecerá. El área geográfica sobre la que los asociados se mostraron más pesimistas fue América Central y América del Sur, con una predicción de una disminución en los proyectos.

Para respaldar esta perspectiva positiva, se pidió a los asociados que consideraran su facturación esperada en los próximos seis, doce y veinticuatro meses, en comparación con 2019. En seis y doce meses, el 57 % esperaba que la facturación se mantuviera en el mismo nivel o fuera mayor, con asociados más optimistas sobre los proyectos en el norte, este y centro de Europa, Oriente Medio, África y América del Norte. El optimismo para que la actividad se mantenga estática o sea más alta aumentó al 66 % de los asociados cuando se estima a veinticuatro meses vista, con la mayor positividad para los proyectos en Medio Oriente, África y América del Norte, seguidos de Europa Central y Oriental.
 

 
Cuando se les preguntó sobre los desafíos que enfrentarán en los próximos doce meses, como era de esperar, con proyectos diseminados por todo el mundo, los asociados colocaron los viajes en la parte superior de la lista. Más de la mitad de los encuestados tenía inquietudes relacionadas con viajes seguros, restricciones en la capacidad de reunirse con los clientes cara a cara para avanzar en las obras y limitaciones en la búsqueda y/o licitación de proyectos futuros.

Otros desafíos clave incluyeron que los clubs de golf no avancen con los proyectos y se muestren reacios a invertir para el futuro así como garantizar un lugar de trabajo seguro para los empleados con COVID-19. Un puñado de asociados mencionaron el envidiable desafío de cómo manejarían un aumento en la carga de trabajo. Solo dos asociados citaron el Brexit como un desafío en los próximos doce meses.
 

 
“Los efectos del COVID-19 han sido negativos para el mercado del golf (y del diseño de campos) durante el 2020 en la zona sur de Europa, afectada por el parón turístico. Las inversiones y nuevos proyectos previstos se han ralentizado a la espera de ver una solución global al problema que produce en los turistas y que parece que podrá resolverse este mismo año en base a los programas de vacunación en curso en los diferentes países y la puesta en marcha del carnet de vacunación europeo. En función de la localización geográfica de los pedidos de diseño el impacto ha sido mayor o menor”, indica Alfonso Vidaor, cofundador de Green Project.

“Sin embargo, hay evidentes efectos positivos. Aunque los greenfees turísticos hayan descendido, en aquellas comunidades autónomas que se ha permitido jugar a golf durante el estado de alarma los clubs han registrado alzas (mayor intensidad de juego) de la habitual. Igualmente, en el resto de Europa y mercados exteriores este efecto también se ha notado. A todo ello cabe añadir una mayor concienciación sobre la sostenibilidad ambiental de las instalaciones que está generando trabajo de mejoras y reformas en las instalaciones existentes. Por todo ello cabe esperar un posible efecto rebote positivo para el mercado de diseño de campos de golf que aparentemente se podrá producir a finales de este año o principios del que viene”, añade Vidaor.
 

 
“El impacto de la pandemia de COVID en el diseño de campos de golf ha sido muy desigual en todo el mundo. En Arabia Saudí, por ejemplo, hay varios proyectos en marcha y hemos tenido la oportunidad de participar en alguno de ellos”, apunta Leopoldo Espinosa, diseñador de Espinosa Golf Design y socio-director de Garden & Golf.

“En España, concretamente, se ha visto muy afectado debido al alta dependencia que tenemos del turismo extranjero y a la ya de por sí amplia oferta de campos de golf actuales, por lo que en nuestro caso los trabajos de diseño se han visto reducidos a algunas pequeñas reformas de hoyos en los club de socios tradicionales. Estos campos de golf son los que, a pesar de la pandemia, se han visto beneficiados por el incremento de jugadores debido a las restricciones de movilidad, el teletrabajo y la necesidad de realizar deporte en espacios muy abiertos al aire libre. Es cierto que, dada la situación actual, hay optimismo de cara al futuro una vez la gente ya esté vacunada y puedan empezar a viajar y moverse libremente”, añade Espinosa.
 

 
“Coincido con muchos de mis compañeros al afirmar que durante estos últimos meses, marcados por la pandemia de COVID-19, el sector del diseño de campos de golf no ha sufrido un especial bajón. por nuestra parte, incluso todo lo contrario ya que en este complejo periodo hemos firmado cuatro nuevos proyectos (un campo de nueve hoyos en Brasil, un resort de veintisiete hoyos en Paraguay, un campo de dieciocho hoyos en Castellón y otro de nueve hoyos en Valencia) así como impulsado tres nuevos ‘master’ plan en Cabo Verde y Portugal”, expone Marco Martin, cofundador de Stirling & Martin Golf Architects.

“En nuestra firma somos muy positivos respecto al futuro inmediato, incluso en la zona de Suramérica a diferencia de lo que expresan varios de nuestros compañeros en EIGCA”, concluye Martin.
 

 
“Esta encuesta muestra que el temido impacto negativo a largo plazo de la pandemia de COVID en la industria del golf no se ha materializado. Aunque una quinta parte de los asociados de EIGCA informó una reducción en la rotación de más del 50 % en comparación con 2019, esto se equilibra con un 48 % que no experimentó ningún impacto o uno que ha sido positivo. El optimismo expresado por nuestros asociados significa que la industria se ha visto afectada negativamente por las restricciones de COVID-19, pero será más fuerte que antes cuando termine la pandemia. Los arquitectos de golf estamos en una posición sólida para aprovechar las oportunidades que tenemos por delante”, indica Christoph Staedler, presidente de EIGCA.